El nuevo Real Madrid sin Zidane ni Ronaldo, ¿y ahora qué?

Cristiano Ronaldo y Zinedine Zidane en la gala de entrega del premio The Best.

Cristiano Ronaldo y Zinedine Zidane en la gala de entrega del premio The Best. EDDIE KEOGH REUTERS

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:36

El adiós de Cristiano Ronaldo del Real Madrid abre, sin duda, una nueva etapa en el club blanco. Ronaldo es posiblemente el jugador más importante de la historia del Real Madrid después de Di Stéfano y, sin duda, el máximo goleador histórico, con 451 goles en 438 partidos

La marcha del jugador portugués se une a otro revés que sufrió el Madrid después de ganar su 13ª Copa de Europa, el adiós de Zinedine Zidane, entrenador de la 11ª, la 12ª y la 13ª. 

Ante estos dos hechos, se abre una nueva etapa en el Real Madrid. 

La marcha inesperada de Zidane la solucionó Florentino Pérez con la contratación de Julen Lopetegui, exseleccionador nacional que, tras anunciarse su fichaje por el Real Madrid, fue destituido. 

Lopetegui había convertido en internacionales habituales a jóvenes madridistas como Lucas Vázquez, Marco Asensio y, sobre todo, Isco, a quien había convertido en timón de la selección española. Por ello, se presupone la responsabilidad que descargará el técnico vasco sobre ellos, además de en jugadores clave como el capitán Sergio Ramos, Luka Modric o Toni Kroos

También conoce bien Lopetegui, de su etapa en el Oporto, a un pilar básico del Real Madrid: Casemiro, quien en las cuatro temporadas que ha militado en el primer equipo ha conseguido cuatro Copas de Europa. El centrocampista brasileño fue un jugadro importante en el esquema de Lopetegui cuando lo entrenó en el Oporto. 

El principal interrogante que tiene que despejar Julen Lopetegui es su rendimiento en el fútbol del clubs, ya que en Oporto no consiguió ningún título con un equipo habituado a dominar en la liga local. 

Otro reto para el técnico vasco es el sistema de rotaciones que con tanto éxito llevó a cabo Zidane especialmente en la temporada 2016/17, cuando consiguió Liga y Champions, para dar carrete a jugadores jóvenes incorporados a la discplina blanca la pasada temporada y que no tuvieron el rendimiento esperado. Aunque Lopetegui conoce a varios de ellos, como Ceballos, Llorente y Vallejo, de las categorías inferiores de la selección. 

Un hándicap más grande importante parece que será el que tiene el Real Madrid con la salida de Cristiano Ronaldo, un jugador que ha promediado más de un gol por partido en sus nueve temporadas de blanco y que ha sido el pichichi de las tres últimas ediciones de la Copa de Europa. 

Ronaldo, desde este martes jugador de la Juventus de Turín, ha superado en todas sus campañas de blanco los 40 goles por temporada, salvo en su primera en el Santiago Bernabéu, donde se quedó en 33. En la 2014/15 el atacante portugués llegó a marcar 61 goles. 44 han sido los que ha anotado en este último año en el Madrid, con la ya mítica chilena ante el que es su nuevo equipo en Turín. 

Estas cifras tiene que cubrirlas ahora el club de Concha Espina. Se espera ahora que Florentino agite el mercado para contratar a una estrella que contrarreste la marcha de Ronaldo. Y Neymar es el favorito. Pero mientras tanto, el Real Madrid cuenta con Bale y Benzema como principales arietes en la plantilla, además de Borja Mayoral, para quien se busca una cesión, y Raúl de Tomás, que este año formará parte de la primera plantilla blanca. 

Será importante la aportación goleadora de jugadores como Asensio o Isco, además de Lucas Vázquez. También suelen aportar goles al zurrón del Madrid defensas como Ramos o Marcelo, pero todos se quedan muy lejos de las cifras que protagoniza Ronaldo temporada tras temporada. 

Serán Bale y Benzema más el más que presumible fichaje que lleve a cabo el Real Madrid, los que tengan la responsabilidad de intentar suplir al que para muchos es el mejor jugador de la historia del Real Madrid, que no es decir poco. 

Lo más