Se acabaron los excesos: llegó la hora de volver a ponerse en forma - T-Cuidamos

Se acabaron los excesos: llegó la hora de volver a ponerse en forma

Termina agosto y con él la mayoría de las vacaciones de los españoles. Llega el momento de volver a la rutina y con ella, la oportunidad perfecta para comenzar a ponernos en forma o mantenernos tras un duro año de constancia de entrenamiento y buena alimentación.

Durante el verano hemos abuso de los alimentos con alto contenido en grasas saturadas y si buscamos “limpiar” todo lo que nos hemos excedido es nuestra oportunidad para hacerlo. Desde COPE.es os recomendamos tener en cuenta fundamentalmente 3 factores que son imprescindibles. La alimentación, el ejercicio y la constancia. Sin la unión de estos, es imposible conseguir estar en forma y lo que es más importante, tener un estado físico saludable.

¿Qué debemos comer?

Si queremos perder grasa,  a nivel alimentación, lo más aconsejable es seguir una dieta equilibrada en la que los alimentos que tienen alto contenido en hidratos de carbono no superen a los que contienen proteínas, sobre todo por la noche. Antes de dormir debemos evitar ingerir carbohidratos. Y por supuesto, debemos olvidarnos de las comidas precocinadas o comida rápida “basura” que llevan numerosos conservantes y grasas saturadas. La bollería y las salsas como la mahonesa debemos eliminarlas también si queremos perder la grasa que consideramos que nos sobra.

Cuando hablamos de alimentos con hidratos de carbono, nos referimos a pastas, arroces, cereales o legumbres. Que son muy buenos, pero en exceso se convierten en grasas que luego nos cuesta mucho eliminar. Las proteínas las contienen las carnes, los pescados, el huevo, la leche o los frutos secos.

Las frutas y verduras deben ser nuestras aliadas. Nos benefician a gran escala porque aparte de quitarnos el hambre, sus propiedades son muy beneficiosas para la salud.

El consumo de alcohol y las bebidas azucaradas tampoco son recomendables. Y si así lo elegimos, es mejor beber cerveza o vino que beber una copa de ron o whisky.

La ingesta de líquido es imprescindible. Debemos beber agua, por lo menos 2 litros al día. Eso nos ayudará a eliminar y depurar lo que no necesitamos en nuestro organismo y que normalmente se acumula como grasa.

¿Qué ejercicios debemos hacer?

Ya sabéis que aparte de comer bien, hay que hacer ejercicio cardiovascular para que nuestro cuerpo pierda esa grasa que no necesita. Y todo depende de nosotros, del tiempo que queramos emplear y de al menos una dedicación de media hora durante 3 o 4 días a la semana. En T-Cuidamos ya hemos aconsejado en anteriores ocasiones que simplemente con caminar a un ritmo elevado durante 45 minutos era suficiente, pero para aquellos que queréis conocer ejercicios nuevos y que queréis fortalecer vuestros músculos con ejercicios sencillos, os presentamos los siguientes:

1. BOTE DE BOXEO

Este ejercicio servirá de calentamiento para que nuestro cuerpo aumente la temperatura y comience a sudar y comience a quemar calorías. Durante 1:30 o 2 minutos realizaremos este ejercicio que consiste en un simple trote en posición de defensa de boxeo. Sin movernos del sitio en el que nos encontramos saltamos ligeramente de un lado a otro.

2. CARRERA EN EL LUGAR

Consiste correr pero sin movernos del sitio en el que estamos. Hay que levantar las rodillas más de lo habitual porque así aceleraremos las pulsaciones de nuestro corazón y aumentará nuestro ritmo cardíaco y quemaremos un mayor número de calorías. También podemos añadir una apertura y cierre de brazos hacia el pecho juntando los codos. Esto nos ayudará también a tonificar los músculos de los brazos y el pecho.


3. JUMPING JACKS

Un ejercicio muy completo en el que se trabajan prácticamente todas las partes del cuerpo. Consiste en una apertura y cierre de piernas y brazos sin doblar las articulaciones. Los brazos y las piernas rectas. Nuestra grasa acumulada comenzará a metabolizarse con estos movimientos en los que nuestras pulsaciones serán bastante elevadas.


4. TIJERAS

El último ejercicio son las tijeras. Es un poco más complicado que los anteriores y puede provocar mayor impacto para nuestras rodillas. Consiste en dar saltos con un pie delante y otro detrás. Hay que mantener la espalda erguida y flexionar las rodillas. Podemos acompañarlo con un movimiento continuo de brazos.

Con estos cuatro fáciles ejercicios y una alimentación sana y equilibrada podremos lograr los objetivos que nos planteemos.

0 0 0 0