Bens: el pueblo con vistas a la refinería - Pateando A Coruña

Bens: el pueblo con vistas a la refinería

Lugar de Bens. Entre Mazaído, Nostián, y Visma. 92 números. 125 habitantes. 15011.

DE LAS COLIFLORES A LAS CHIMENEAS

Si contemplásemos la zona de Bens, hace décadas, nos daríamos cuenta de la ideoneidad de este nombre. Aquí se abría un espacio fértil, que daba todo tipo, precisamente, de bienes. Los más viejos recuerdan las coliflores, los pimientos redondos o los manantiales que había desde San José hasta la playa de Bens. Esto fue hasta 1964. Entonces, todo cambió, y del valle se pasó a las vallas previa expropiación de terrenos.

El cielo fue ocupado por las chimeneas de la refinería de Petrolíber, posteriormente Repsol. Una barrera vegetal separa hoy la carretera de Bens del enorme complejo industrial.  Los vecinos conviven con el olor de la refinería y son los primeros en percibir lo que pasa dentro.  A cambio, la empresa desde el principio intentó ayudar desde el principio con esta comunidad, dando empleo o promoviendo actuaciones en su entorno inmediato.

Bens está acostumbrada a la industria, bien sea por la refinería, por la chatarrería la zona o por la cercana planta de reciclaje de Nostián, adonde los camiones llegan a velocidades nada recomendables. Un gran pinar convive con un paisaje digno de distopía futurista y naves a pocos metros.

Y la cala de Bens, donde se sacaban hace décadas buenas algas para utilizar como fertilizante, no invita precisamente a meterse en el agua. Está a unos metros de la depuradora.

IMPUESTO DE CIUDAD, VIDA DE PUEBLO

El núcleo de Bens se abre tras una rotonda en la que muere un ramal de la carretera provincial DP-3002. Está en cuesta, con decenas de casas apiñadas. No hay aceras que separe la calzada de las casas: no caben. Gallinas y perros se pasean por aquí y hay quien tiene su terreno y su caseta para cultivar.

Bens puede parecer el paraiso para el que guste de la vida tranquila en plena ciudad, si no fuese porque el único servicio municipal que tiene este barrio coruñés es el bus urbano. El 6A sale cada media hora de la parte baja del núcleo.

Por no llegar, ni siquiera llega al pueblo el barrendero, y los vecinos, escoba en mano, son los que mantienen las calles en perfecto estado.  La lista de peticiones a los políticos es inmensa y sistemáticamente ignorada esté quien esté en María Pita: aceras, reparación de baches en las carreteras, mayor horario de buses, o fibra óptica son solo algunas de ellas.

POCOS VECINOS Y ALGUNOS OKUPAS

En el lugar de Bens había 125 habitantes en 2018, sin sumar a los que están censados en los núcleos cercanos de Comeanda y Mazaído. Son 10 menos que hace diez años. Contrastan las casas de colores llamativos o recién restauradas con otras con cartel de “Se Vende” y maleza o completamente derruidas.

Cada vez hay más inmuebles vacíos y en los últimos meses han sumado un nuevo problema: el de los okupas que han aparecido en un par de casas del pueblo.

Las casas abigarradas de este núcleo de Bens no dejan sitio para un lugar de encuentro. Los más próximos que tienen los vecinos están cruzando la carretera. Son la parroquia y el local social, donde está el bar más cercano.

PARQUE DE BENS  Y ENTIDADES SOCIALES

El espacio urbano más cercano parque de Bens.Llegar al monte en el que estaba la antigua escombrera, cuesta arriba, se hace complicado para quien tiene una cierta edad, que aquí es casi todo el mundo.

 

Si no te gustan los perros, este no es tu parque: aquí van sin correa fuera de la zona acotada y reservada para ello.

Ladridos se oyen también en la perrera, cuyo nombre oficial es Centro Municipal de Animales de Compañía.

Y en el entorno de Bens hay, también, dos entidades sociales: el Hogar de Santa Lucía y el Hogar Sor Eusebia. De este último, conocemos más datos en esta entrevista emitida en  COPE Coruña:

 

0 0 0 0