El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro
https://www.cope.es/blogs/palomitas-de-maiz/2018/09/04/la-terapia-contra-el-estres-del-doctor-esquerdo-consistia-en-hacer-obras-de-teatro/

La terapia contra el estrés del doctor Esquerdo consistía en hacer obras de teatro

¡Mis queridos palomiteros! El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro. Poco se sabe de esta terapia que empleó este médico (Villajoyosa, 1842, Madrid, 1912), psiquiatra alicantino, que además fue el que se percató de que las personas con exceso de trabajo no podían rendir en sus quehaceres con suficiencia.

Imagen del Sanatorio Esquerdo | El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro
Imagen del Sanatorio Esquerdo | El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro

José María Esquerdo Zaragoza, también científico, fue además el descubridor del estrés y quien introdujo la psiquiatría moderna. Así las cosas, la mejor forma de mitigarlo fue proponiendo a pacientes, familiares y personal de sus clínicas la representación de obras de teatro, abandonando de este modo el tratamiento coercitivo que sufrían los pacientes mentales por entonces, a fin de que los enfermos dieran salida a sus traumas y sus fantasmas. Una terapia innovadora que se sigue utilizando a día de hoy, y que se llama psicodrama. O dicho de otro modo: es el padre en España de la neuropsiquiatría y la terapia ocupacional.

Imágenes del interior del Sanatorio Esquerdo | El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro
Imágenes del interior del Sanatorio Esquerdo | El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro

Fue a finales del XIX y comienzos del siglo XX, los años de la barbarie marcados para siempre por la huella de los conflictos bélicos y de las guerras mundiales, cuando el científico alicantino Esquerdo, una figura prácticamente desconocida en la provincia funda en 1877 el Sanatorio Esquerdo de Carabanchel, hospital psiquiátrico que hoy en día continúa en funcionamiento. ¿Por qué? Observa y detecta en ciertas personas los efectos de las aglomeraciones en las grandes ciudades, los males comunes de las intensas jornadas laborales. Y, para tratar a este tipo de pacientes, excitados sin motivo aparente, empezó a tratarlos con lo que se llamaban los “baños de mar”.

El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro. ¿Alguien duda de que exista una terapia más saludable?

Imagen del manicomio en El Paraíso en 1931 | El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro
Imagen del manicomio en El Paraíso en 1931 | El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro

Allí, en su Villajoyosa natal, creó un manicomio en una hermosa playa, El Paraíso. Sus pacientes acudían una temporada a la sede del sanatorio frente al mar, aislados de sus preocupaciones y en un entorno natural. Es evidente que a día de hoy es algo bastante razonable, pero en la época no se utilizaban estas prácticas. Y si fuera necesario, Esquerdo los hospedaba su casa.

La Pileta de Villajoyosa | El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro
La Pileta de Villajoyosa | El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro

Entre Madrid y Villajoyosa repartió este insigne republicano no sólo su vida profesional, sino también su actividad política: por La Pileta pasaron celebridades de las letras y la política: Ruiz Zorrilla, enfermo, vivió hacia el final de su vida en La Pileta, donde se reunió su importantísimo archivo político. Y en La Pileta tuvo su residencia, hoy Casa Museo del Doctor Esquerdo, para quien quiera visitarlo. Por cierto, al pie del pueblo, a pocos metros del mar, hay un largo paseo de palmeras dedicado a él, con un monumento en bronce y piedra gemelo del que había en su calle de Madrid.

El Paraíso de Villajoyosa y los Baños de Mar | El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro
El Paraíso de Villajoyosa y los Baños de Mar | El doctor Esquerdo liberaba a pacientes con estrés haciendo teatro

Lo que llama la atención es que aún su vida, tan apasionada como exquisita y polifórmica, no se ha llevado al cine. ¿Algún voluntario quiere ser el primero? Su gratitud con la Humanidad ya no estaría en deuda.

0 0 0 0