'En el estanque dorado' (Ateneo de Pozuelo), seleccionada en el XXXI Certamen Nacional de Teatro ‘Villa de Vitigudino’

‘En el estanque dorado’ (‘Ateneo de Pozuelo’), seleccionada en el XXXI Certamen Nacional de Teatro ‘Villa de Vitigudino’

¡Mis queridos palomiteros! La laureada pieza dramática En el estanque dorado,  del oscarizado escritor, actor, director y dramaturgo estadounidense Ernest Thompson, y escenificada por el nutrido grupo de teatro de la Asociación Cultural Ateneo de Pozuelo, ha sido seleccionada para participar en el XXXI Certamen Nacional de Teatro ‘Villa de Vitigudino’.

Cartel promocional del XXXI Certamen Nacional de Teatro Villa de Vitigudino, donde el grupo teatral Ateneo de Pozuelo representará En el estanque dorado

La representación se llevará a término este domingo, 25 de febrero, a las 20 horas, en el centro cultural de la localidad salmantina. Dirige Euloxio Fernández.

La noticia de la participación en el veterano Certamen se acoge con ilusión tras el éxito que espectadores y crítica brindaron a los trabajos anteriores del grupo, por ejemplo, tras sus numerosas representaciones de Don Juan Tenorio.

Más que conflictos generacionales En el estanque dorado

Norman Thayer es un profesor jubilado con un problema cardíaco. Pasa, en compañía de su mujer, Ethel, el que podría ser su último verano en su casa junto al lago. Norman esconde su miedo a la muerte y la incertidumbre sobre su salud y su futuro tras una actitud que resulta ofensiva para los demás.

Por su lado, Ethel está decidida a que los días de Norman transcurran agradablemente. Con ellos se reúne su hija, Chelsea, que nunca se ha llevado bien con su padre. Porque siempre supo que él hubiese preferido un varón. La frialdad e indiferencia de toda una vida la han apartado de él.

Escena de la amable En el estanque dorado, representada por el grupo de teatro Ateneo de Pozuelo

La acompaña su novio y el hijo de esteBilly. Es un adolescente rebelde que parece odiar al mundo. En los días sucesivos, padre e hija se sentirán más cerca uno del otro. El chico y el anciano superarán ese abismo generacional y nacerá entre ellos un gran afecto.

En el estanque dorado es, en definitiva, una conmovedora reflexión sobre la vejez. También sobre la muerte y el amor a la familia. Triste pero divertida, cercana, preciosa e inolvidable. ¡No os podéis perder este obrón!

0 0 0 0