Siempre Nadal - Las Merinadas Deportivas de Edu

Siempre Nadal

Rafa Nadal nunca falla. España ha ganado su sexta Copa Davis de tenis y todos sabemos que sin él no hubiera sido posible. Pasan los años, los lustros, las décadas y el mallorquín siempre está ahí. Resolviendo la papeleta una vez más. España ganó su primera Copa Davis en el año 2000. Nadal ya estaba, de abanderado, sí, pero estaba. Tenía catorce años y sujetaba la bandera delante de los campeones del Palau Sant Jordi: Ferrero, Corretja, Costa, Balcells.

Cuatro años más tarde, en La Cartuja de Sevilla, el mundo asistía al nacimiento de una estrella del tenis. Con dieciocho años y meses antes de ganar su primer Roland Garros conquistaba su primera Davis (de cinco) junto a Moyá, Ferrero y Robredo

Ocho victorias de Nadal

La sexta Copa Davis de la selección nacional, conquistada en la majestuosa Caja Mágica de Madrid, ha llegado tras ocho triunfos de Nadal. Ocho partidos ganados en menos de una semana. Jugando sus partidos de individuales y varios de dobles. Una auténtica animalada, en pista dura y poniendo en riesgo sus rodillas.

Nadal, Nadal, Nadal y volver a Nadal. Héroe. Patrimonio Mundial del tenis. Único. Mágico. Irrepetible. Es indiscutiblemente el mejor deportista español de todos los tiempos. Un salvador que parece inagotable. No es de este mundo. Sus valores, su liderazgo, su sencillez y el no rendirse jamás, son un ejemplo a seguir.

23 eliminatoria de Copa Davis suma el número uno del mundo. 29 triunfos consecutivos en partidos individuales y una sola derrota. Ocho victorias y cuatro derrotas en dobles. 31 victorias consecutivas si juntamos los individuales y los dobles. Rafael Davis Nadal.

Una exhibición tras otra

En la Davis ganada en Madrid ha sumado exhibición tras exhibición. Con la compañía de un enorme Roberto Bautista, que ha dado un ejemplo de entereza y de saber estar increíbles tras el fallecimiento de su padre. Marcel Granollers, Feliciano López, Pablo Carreño y el capitán Sergi Bruguera, han acompañado a Nadal en el camino hacia la gloria.  Su humildad está fuera de toda duda: “yo he ganado mis ocho partidos, pero la persona vital ha sido Rober (Bautista). Lo que ha hecho es inhumano, un ejemplo para el resto de mi vida”. La semana ha estado cargada de contratiempos. “Hemos pasado de todo, pero hemos dado un nivel altísimo, ante un público inolvidable”. 

 

La temporada del mejor tenista español de todos los tiempos ha sido magnífica. Nadal cierra 2019 con catorce torneos jugados, como número 1 del mundo y habiendo conquistado la Copa Davis, Roland Garros, US Open, Roma y Montreal. En el Open de Australia alcanzó la final y en Wimbledon llegó a las semifinales. La misma ronda a la que ha llegado en París, Madrid, Conde de Godó, Montecarlo e Indian Wells.   

La era Nadal

Qué suerte hemos tenido. Coincidir en el tiempo con este deportista universal es una maravilla. Poder ver las hazañas de Rafael Nadal es un regalo que nos ha hecho la vida. Disfrutar de una gesta tras otra. Emocionarnos y saltar del sofá para celebrar sus puntos imposibles. Nadal es el hijo, el hermano, el tío, el cuñado que muchos querrían/querríamos tener. Su inmensidad no tiene límites. Cuando pensamos que ya lo ha dado todo, nos vuelve a sorprender y se inventa nuevas maneras de vencer. 

Nadal come en la mesa de los deportistas más grandes de todos los tiempos. En España es el número uno. En el mundo, además de con su amigo Roger Federer, podríamos sentarle con Michael Phelps, Usain Bolt, Simone Biles o Larisa Latynina. ¿Alguien se imagina un museo con las medallas, trofeos y obras de arte de deportistas tan enormes?. Gigantes del deporte internacional. Maravillas del mundo. Sigamos disfrutando de Nadal hasta que decida tomarse un merecido descanso y ponga fin a una carrera deportiva sensacional. 

 

Fotos: Reuters, AFP, EFE, AP
0 0 0 0