Mireia Belmonte llega al Mundial de Gwangju con ilusión pero con una preparación incompleta - Las Merinadas Deportivas de Edu

Mireia Belmonte llega al Mundial de Gwangju con ilusión pero con una preparación incompleta

Lo hemos visto en multitud de ocasiones. Los grandes del deporte sufren lesiones y después regresan con excelentes resultados. Mireia Belmonte llega al Campeonato del Mundo de natación de Gwangju con ilusión pero sabiendo que será muy complicado ganar una medalla. Tokio 2020 es el objetivo final. Si nada falla llegará a la capital nipona con más opciones que a Gwangju, pero también con un año más. La preparación no ha podido ser la más completa. Comenzó más tarde de lo habitual por los dichosos vértigos que la impidieron entrenar y competir con normalidad en 2018. En vez de once meses, los entrenamientos han durado siete. Cantidad insuficiente para optar a grandes cotas. Pero para una deportista de su nivel no hay nada imposible. 

El Mundial más difícil

 “Se trata del Mundial más difícil de la carrera de Mireia. Ella va a ir para pelear todo” “Si entra en una semifinal, genial. Si nada una final, genial. Si gana una medalla, fantástico”. “El Mundial será nuestra guía de la preparación olímpica”. Son palabras de Fred Vergnoux, el entrenador de la campeona olímpica en Río.

Mireia volverá a afrontar, a los 28 años, uno de los programas más cargados de todos los competidores. Un reto enorme, como siempre que salta a la piscina. Nadará los 200 y los 400 metros estilos. Defenderá su título mundial en 200 metros mariposa y competirá en tres pruebas de estilo libre: 400, 800 y 1.500 metros. En estas tres últimas pruebas se encontrará con la que previsiblemente será la reina de los Mundiales, la estadounidense Katie Ledecky

Una semana de aúpa

 

La semana para Belmonte va a ser muy complicada. Pero no es ninguna novedad. El domingo 21 de julio comienza a competir por la mañana con las series preliminares de los 200 metros estilos y de los 400 libre. Por la tarde (si se clasifica) tendría la final de los 400 metros libre y la semifinal de la prueba corta de los estilos. Ni más ni menos que en cuatro ocasiones se lanzaría a la piscina. 

Al día siguiente por la mañana, nadará la clasificación de los 1.500 metros libre. De lograr el pase, la tarde del lunes 22 de julio nadará la final de los 200 metros estilos. El martes 23 llega la final de los 1.500 metros por la tarde. Un día después llegan las series de 200 mariposa en horario matinal. Si se clasifica, nadará la semifinal por la tarde. La final de la prueba en la que defiende el oro mundial se celebrará el jueves 25 de julio. 

Acabará nadando una de sus pruebas preferidas

El viernes por la mañana llega el turno de los 800 metros. Si se clasifica nadará la final el sábado por la tarde. El último día de competición (domingo 28 de julio) afrontará las series de los 400 metros estilos por la mañana y si se clasifica, la final por la tarde. Es importante que Mireia acabe el Mundial con esta prueba. Además de defender el subcampeonato conseguido en Budapest 2017, también fue bronce olímpico en Río. La nadadora española llega con la cuarta mejor marca del año. Su mejor resultado en 2019 lo logró el 10 de abril en el Campeonato de España de Sabadell con un tiempo de 4:36.09. Si tienen que apostar por una medalla en Gwangju de Mireia Belmonte háganlo en esta prueba. 

A estas alturas de la película, la mejor nadadora española de todos los tiempos no tiene nada que demostrar.  Suma seis medallas mundiales. Consiguió tres en Barcelona 2013 y el mismo número en la última cita mundialista celebrada cuatro años más tarde en Budapest. En 200 metros mariposa tiene un oro y una plata. En 400 metros estilos tiene una plata y un bronce. Las otras dos medallas llegaron en 200 estilos y en 1.500 metros libre. 

Gwangju como espejo de Tokio

Gwangju servirá para ver cómo está el nivel de la natación internacional a un año vista de los Juegos de Tokio. El Mundial en año preolímpico suele ser un espejo de resultados con respecto a la mayor cita del deporte. En el caso de Mireia Belmonte tenemos dos precedentes que no confirman la regla: el Campeonato del Mundo de Shanghai celebrado en 2011 y el Mundial de Kazán 2015. En Shanghai obtuvo, como mejor resultado, un cuarto puesto en 400 metros estilos. Un año más tarde consiguió dos platas olímpicas (200 mariposa y 800 libre) en los Juegos de Londres. En Kazán no pudo estar por lesión y un año después volvió a ganar dos medallas olímpicas. Fue campeona en 200 mariposa y bronce en 400 metros estilos. 

0 0 0 0