Enhamed, el hombre que ganó la ceguera - Las Merinadas Deportivas de Edu

Enhamed, el hombre que ganó la ceguera

Enhamed Enhamed Mohamed Yahdih (Las Palmas de Gran Canaria, 11 de septiembre de 1987) es de esas personas de las que se aprende sobre lo verdaderamente importante. A los ocho años la vida le cambió para siempre. En un abrir y cerrar de ojos se quedó ciego. Tenía una enfermedad que le impedía hacer movimientos bruscos, ni correr ni saltar. El riesgo del desprendimiento de retina estaba ahí. Un día estaba corriendo con su hermano. Su madre le dijo que se estuviera quieto. Se tumbó, cerró los ojos, y a los cinco segundos ya no vio nada. Él dice que en ese momento “gané la ceguera”.

Comenzó a nadar a los nueve años. En la época de instituto sintió que en la piscina podía expandir sus límites. No le dejaban hacer deporte con los compañeros y decidió hacer dos horas diarias de natación. Ahí comenzó a forjarse un enorme campeón, el mejor nadador paralímpico español. Las dos horas se convirtieron en cuatro y cuando se quiso dar cuenta ya estaba entrenando siete horas. A los trece años comenzó a dedicarse profesionalmente.

Una carrera admirable

La carrera deportiva de Enhamed Enhamed es digna de enmarcar. Ha participado en tres Juegos Paralímpicos: Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012. Cuatro oros, dos platas y tres bronces. Y quiere más. Va a buscar su clasificación para Tokio 2020. Se lo contó a David Broncano en una magnífica entrevista en La Resistencia.

En Atenas 2004 ganó dos medallas de bronce. En dos pruebas tan diferentes como los 400 metros libre y los 100 mariposa. Pekín 2008 le consagró como una gran estrellas de la natación internacional. Las cuatro medallas que ganó fueron de oro. Para hacerse una idea de la magnitud del resultado, solo hay que mirar que España consiguió quince oros en aquellos Juegos. Más del 25% fueron obra de Enhamed. Ganó en 50, 100 y 400 metros libre y en 100 metros mariposa.

Los de Londres 2012 fueron sus últimos Juegos Paralímpicos. Allí ganó otras tres medallas más. Dos platas en 100 metros mariposa y 400 libre y un bronce en 50 libre. Un palmarés envidiable que se completa con excelentes resultados en Campeonatos del Mundo y de Europa. Ha sido tres veces oro en las dos grandes competiciones. Lo consiguió en el Mundial de Eindhoven 2010 y en el Europeo de Berlín celebrado en 2011.

Coach y orador motivacional

El 2 de junio de 2013 tuve el honor de charlar unos minutos con él. Le pregunté si existe igualdad entre el deporte olímpico y paralímpico. Me contestó que no y que no debe de existir. Que los deportistas paralímpicos tienen que centrarse en buscar sus fortalezas, además de superar su discapacidad. “Los objetivos de unos y de otros son diferentes”. En lo que sí estuvo de acuerdo es en que los premios de unos y de otros deberían equipararse más.

Además de deportista, Enhamed se dedica a ser coach y orador motivacional. En su web aparece una frase clave: “para alcanzar tu meta, escríbela en un papel”. Un hombre para el que los límites parecen no existir. En abril de 2017 se convirtió en el primer ciego que cruzaba a nado los 18 kilómetros del Estrecho de Gibraltar. Una Spartan Race, un Ironman y un ascensión al Kilimanjaro completan una carrera admirable. En otra entrevista Enhamed dijo una frase que deberíamos apuntarnos: “yo no creo en los sueños, hay que tener planes”. Aprendamos de Enhamed, un auténtico superhéroe de la vida y del deporte. Un hombre que supo afrontar un cambio total en su vida desde que era un niño. Se merece todas las portadas del mundo, pero no le han concedido ninguna. Ellos se lo pierden. 

 

0 0 0 0