Ricardo Ten, un héroe de oro - Las Merinadas Deportivas de Edu

Ricardo Ten, un héroe de oro

La historia de Ricardo Ten (Valencia, 11 de agosto de 1975) es digna de admirar, es un auténtico héroe, de oro. Pero no de los que salen en las películas. De los de verdad, de la buena. Debido a un accidente eléctrico cuando solo tenía ocho años, sufrió la amputación de los dos brazos y de una pierna. En 1993 leyendo un artículo en la prensa vio la posibilidad de hacer natación con personas discapacitadas. Dos años después ya fue convocado por la selección española.

Tres veces campeón paralímpico

Ha participado en cinco Juegos Paralímpicos de Atenas 2004 a Río 2016. Ha ganado medallas en cuatro de ellos, un total de seis. Tres veces campeón olímpico, una plata y dos bronces adornan su palmarés que no queda ahí. Además ha sido once veces campeón de Europa y cinco campeón mundial. Un historial maravilloso para un hombre que supo afrontar su dura situación y que es un ejemplo a seguir.

De los Juegos de Río 2016 se vino sin tocar metal. Acabó quinto en los 100 metros braza, prueba en la que había sido oro olímpico en dos ocasiones. Tras más de dos décadas nadando decidió dar un giro a su carrera deportiva y cambió de deporte. De natación a ciclismo en pista. Dos deportes completamente diferentes. Un reto imposible o difícil para cualquiera, pero no para él.

“Nunca me había tomado en serio lo de la bici. Hacía ciclismo en la pretemporada y me di cuenta haciendo triatlón que el mejor sector que tenía era la bici. Pero no veía que podía tener potencial”. A las primeras de cambio, el 22 de marzo de 2018 ganó las dos primeras medallas mundiales en su nueva disciplina. Mejor comienzo imposible. Fue oro en la prueba de persecución individual y bronce en el kilómetro contrarreloj. Lo consiguió en Río de Janeiro. En 2016 se marchó de allí decepcionado, pero el destino le tenía preparada esta grata sorpresa.

Un grande en natación y ciclismo en pista

Ricardo Ten fue un grande de la natación paralímpica y parece empeñado en hacerlo mejor aún en el velódromo. En el Mundial de pista celebrado en Apeldoorn (Países Bajos) se ha vuelto a enfundar el maillot arcoiris que le acredita como campeón del mundo. Ni más ni menos que tres medallas ha conquistado el valenciano. Dos oros (en persecución y scratch) y un bronce (kilómetro contrarreloj) en su categoría MC1. Uno de los oros ha llegado acompañado de un nuevo récord mundial. “Habíamos preparado muy bien la persecución, que es mi prueba principal de cara a Tokio, y confiaba en hacer un buen papel pero no un récord del mundo”.

«Sería un sueño ir a los sextos Juegos, como debutar otra vez». El pistard valenciano llegará a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 como claro favorito al oro en persecución. Dos oros y un récord mundial son motivo más que suficiente. Un deportista muy CAPACITADO para lograr todo lo que se proponga.

 

Fotos: levanteud.com y dxtadaptado.com
0 0 0 0