La lesión de Carolina Marín le duele a España entera - Las Merinadas Deportivas de Edu

La lesión de Carolina Marín le duele a España entera

Carolina Marín tiene roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Se han confirmado los peores presagios tras lesionarse en la final del Masters de Indonesia. El domingo 27 de enero de 2019 apuntaba a oro, pero todo se torció tras un mal apoyo al devolver el volante. Lo más probable es que la jugadora onubense, esté de baja unos seis meses. Ese suele ser el período de recuperación. La lesión de la tricampeona mundial le duele a España entera. Se trata de una de las deportistas más queridas y de las mejores de la historia de nuestro país. 

Eran las diez y media de la mañana. Carolina Marín se disponía a jugar su segunda final del año. La semana anterior había sido subcampeona del Masters de Malasia, un Super 500.  Su rival, la india Saina Nehwal. La española había ganado en los dos últimos enfrentamientos. En cuartos de final del Mundial de Nanjing (3 de agosto de 2018) ganó 21-6 y 21-11 y en Malasia (19 de enero de 2019) en semifinales 21-16 y 21-13.

Todo se torció cuando estaba arrasando

La final comenzó fabulosamente para Marín. 3-0 de salida. Tras un rally intensísimo, la campeona olímpica sonríe, Nehwal también, porque la española ha llegado a todo en el punto anterior. 8-2 a favor y saque para la onubense. Cambia de volante y se dispone a sacar para seguir aumentando la ventaja. Con una superioridad aplastante se acerca al intervalo del primer ser con 9-2 a favor. Han transcurrido cinco minutos de partido. Carolina vuelve a sacar y enseguida llega un momento que nadie esperaba, devuelve el volante, pero apoya mal y se rompe la rodilla.

La jugadora española se tira al suelo llorando de dolor. A España se le parte el alma al ver así a su campeona. El marcador se sitúa en 9 a 3. Carolina se levanta, se seca el sudor con la toalla y está dispuesta a seguir jugando. Todos respiramos, pero asustados por la situación. Estira la pierna derecha y la final continúa. Saca Nehwal. Carolina hace un smash y anota su décimo punto. Es una jabata. No se rinde nunca. Está hecha de otra pasta, la de los campeones. Es una competidora nata. Muy destacable también la reacción de la jugadora india, preocupándose por el estado de salud de Marín y deseándole una pronta recuperación. Una lección de deportividad digna de destacar.

Lo intentó hasta que no pudo más de dolor

Sigue cojeando alrededor de la pista y su cara es de máxima preocupación. Se juega un nuevo punto, el marcador se sitúa 10 a 4 a favor, pero no llega a golpear. Carolina se arrodilla, baja la cabeza y se da cuenta de que no puede continuar así. Llora desconsoladamente, se sienta en su banquillo. Poco después se levanta y decide retirarse. La final es para Nehwal. La cara negra del deporte. Vas ganando con clara superioridad. Te encaminas a levantar un nuevo título, el primero de 2019, pero una lesión te rompe todos los esquemas.

Lesionada en medio de la clasificación olímpica

Este contratiempo le va a pillar a Carolina Marín en pleno proceso clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Abarca desde el 29 de abril de 2019 al 26 de abril de 2020. Se otorgarán 34 plazas por ránking. En condiciones normales, la jugadora española no tendría problema, ahora mismo es cuarta del mundo. Pero va a estar sin competir durante bastante tiempo. Además de la clasificación por ránking, está la posibilidad de acudir a Tokio por invitación, tres jugadoras podrán ir así.

Entre el 6 y el 10 de marzo se celebra el All England en Birmingham. Un torneo en el que Marín iba a estar entre las mejores de no ser por la maldita lesión. Del 19 al 25 de agosto se celebrará el Campeonato del Mundo en Basilea (Suiza). Será complicado que la tricampeona mundial llegue en plenas condiciones. En el mejor de los casos, acabará de terminar su recuperación.

Lo que es seguro es que volverá más fuerte que nunca. España entera desea que así sea. “Toca prepararse para la batalla más difícil, pero no tengo dudas de que volveré más fuerte” ha escrito en sus redes sociales. Seguro que todo sale bien. El destino ha querido que llegue esta lesión en año preolímpico. Ojalá que 2020 vuelva a ser su año y siga buscando la perfección en su deporte. Su objetivo sigue siendo ser la mejor jugadora de bádminton de todos los tiempos. Ella puede porque piensa que puede. Mucho ánimo, Caro. Calma, alegría, fuerza.   

0 0 0 0