Garrote de oro - Las Merinadas Deportivas de Edu

Garrote de oro

Carlos Garrote Ballesteros (Zamora, 16 de julio de 1991) ha sido el gran triunfador del deporte español a nivel individual en 2018. El piragüista zamorano lo ha ganado todo. Dentro del fantástico año que ha cosechado el piragüismo español, destaca él por encima del resto. Ningún español había logrado ser campeón mundial y europeo en una misma temporada y Garrote ha bañado en oro todas las aguas en las que ha competido. Además hay que añadir su oro en los Juegos del Mediterráneo. Un año para recordar, de un piragüista que no lo ha tenido nada fácil para llegar a lo más alto en el K1-200 metros. Una prueba explosiva en la que te la juegas en poco más de medio minuto.

Campeón del mundo, de Europa y Mediterráneo en dos meses

El camino ha sido complicado porque el cuatro veces medallista olímpico, Saúl Craviotto, ha sido el máximo dominador de la prueba hasta hace poco. De hecho, fue plata olímpica en Londres 2012 y bronce en Río 2016 en K1-200. 

La ruta dorada de Carlos Garrote comenzó el 10 de junio en tierras serbias, concretamente en Belgrado, en aguas del Lago Sava. Por fin llegaba su primera medalla internacional y en una prueba que será olímpica en Tokio 2020. Campeón de Europa a punto de cumplir los veintisiete. Momento inolvidable, pero eso fue un “aperitivo” para lo que estaba . España sumó tres oros, una plata y tres bronces en aquel campeonato.

Solo dos semanas después de colgarse la medalla de oro europea, llegó una nueva alegría para el campeón zamorano. El 24 de junio, de nuevo en lo más alto en K1-200 metros , esta vez en los Juegos del Mediterráneo de Tarragona. El equipo español sumó cuatro oros en las cinco finales que se disputaron.

Quedaba el plato fuerte, el Mundial de Montemor-o-Velho (Portugal). Garrote llegaba como candidato a las medallas. No podía ser de otra manera. El 26 de agosto llegó el oro mundial. Triplete en poco más de dos meses y medio. Lo nunca visto en el piragüismo español. De nuevo por delante del lituano Arturas Seja, como en el Campeonato de Europa de Belgrado. Fue el único campeón del mundo español en Portugal. España sumó además tres platas y dos bronces.

Carlos Garrote se sitúa ahora a las puertas de la triple corona. Algo que han conseguido pocos deportistas españoles. Tres piragüistas, Saúl Craviotto, Carlos Pérez Rial y Marcus Cooper forman parte del club de los campeones de todo. Ojalá lo veamos con un oro colgado del cuello en los Juegos de Tokio. Siempre lo mejor está por llegar y él se lo merece. Ha sido un 2018 inolvidable. 

 

Fotos: EFE
0 0 0 0