El piragüismo español no se lo merece - Las Merinadas Deportivas de Edu

El piragüismo español no se lo merece

 

Excelente resultado de los piragüistas españoles en la Copa del Mundo celebrada en Szeged

Ocho medallas ¡ocho! ha logrado el piragüismo español en la I Copa del Mundo de 2018 celebrada en Szeged (Hungría). Cuatro oros, dos platas y dos bronces, que parece no tienen importancia para los medios españoles. Ni una simple frase en las portadas de los deportivos. Ni una mísera página dentro de los diarios. El piragüismo español no se merece este trato. Ha dado tanto y sigue dando tanto, con tan poco, que no se valora lo conseguido en su justa medida. Si solo hablamos de Juegos Olímpicos, nuestros piragüistas suman dieciséis medallas, si contamos las dos de aguas bravas de Maialen Chourraut.  España solo ha conseguido más medallas olímpicas en vela.

El piragüismo le ha dado a España dieciséis medallas olímpicas hasta el momento

En Szeged han ganado medalla de oro, el K4-500 (Saúl Craviotto, Cristian Toro, Marcus Cooper y Rodrigo Germade), el K1-500 (Roi Rodríguez), el K2-200 (Saúl Craviotto y Cristian Toro) y el K2-500 (Marcus Cooper y Rodrigo Germade). Las platas han llegado gracias al K1-200 (Carlos Arévalo) y al K2-1000 (Paco Cubelos e Íñigo Peña). Los dos bronces han sido para el K1-1000 (Roi Rodríguez) y para el C1-5000 (Diego Romero).  Los grandes objetivos de este 2018 son el Europeo de Belgrado (Serbia) en junio y el Mundial de Montemar-o-Velho (Portugal) en agosto.

Todas las medallas ganadas en Szeged tienen su importancia. Pero más si se consiguen en pruebas olímpicas. El K1-200, el K1-1000, el K2-1000 y el K4-500 lo son. Este último kayak está formado por tres campeones olímpicos y a buen seguro optará a grandes resultados. Parece un avión sobre el agua. Da gusto verles palear. En el caso del K2-1000 tenemos a Paco Cubelos y a Íñigo Peña, bronce en el Europeo de 2017. Cubelos sabe lo que es ganar un diploma olímpico. Optarán también a retos superiores.

El esfuerzo de los piragüistas españoles se puede ver diariamente en redes sociales. En Instagram hay bastantes ejemplos de como viajan en furgoneta cada mañana temprano hacía los embalses o ríos donde entrenan. Horas y horas de entrenamientos, de lunes a domingo. Buscando representar a nuestro país de la mejor manera posible. Es muy injusto que un futbolista, por poner un ejemplo fácil, tenga más protagonismo que estos héroes de la piragua que se dejan la piel en cada competición, que ganan una cantidad insuficiente para vivir de ello, a no ser que tengan una beca ADO u otro trabajo para vivir en el futuro. Un futbolista entrena dos horas al día y a otra cosa.

Es muy triste que Saúl Craviotto, ganador de cuatro medallas olímpicas, dos de oro, una de plata y una de bronce, haya sido conocido por participar en el programa de cocina Masterchef Celebrity. Este piragüista, uno de los mejores deportistas que ha tenido nuestro país, optará en Tokio 2020 a ser el deportista español más laureado en unos Juegos Olímpicos. Solo David Cal, otro piragüista, ganó más que él, cinco en total. Una de oro y cuatro de plata.

 

Fotos: RFEP
0 0 0 0