San Juan de Gaztelugatxe - La Postal

San Juan de Gaztelugatxe

Coge las zapatillas y ponte ropa cómoda para disfrutar de este enclave mágico de la costa vasca. El mar y la naturaleza se unen en este escenario digno de ‘Juego de Tronos’. ¡Comenzamos!

Nos referimos a ‘Juego de Tronos’ porque sí, esta aclamada serie también ha rodado algunas de sus escenas aquí. Y no es para menos. Las vistas de este islote de Vizcaya, de este espacio protegido, parecen sacadas de una película o postal. ¿De donde viene el nombre? Puedes elegir entre dos teorías: ‘gaztelu-aiz’ (peña del castillo en euskera) o ‘gaztelugache’ (castillo difícil).

 

Para visitar Gaztelugatxe debes hacerte a la idea de que lo fundamental es llevar ropa y calzado muy cómodo. En el mejor de los casos vas a caminar algo más de un kilómetro ¡pero con un 35% de desnivel! No hay que olvidar los 241 escalones que sí o sí tienes que subir. Y el segundo paso también importante es reservar tu entrada con antelación. Es gratuita pero debido a la cantidad de gente que lo visita -especialmente en fines de semana y temporada alta- la Diputación de Vizcaya ha establecido un sistema de reservas. ¿Dónde puedo coger mi ticket? PINCHANDO AQUÍ.

 

El islote está situado a unos 45 minutos en coche desde Bilbao aunque también puedes llegar a él en bus desde Bakio o Bermeo, las localidades más cercanas. Una vez allí puedes optar por dos accesos para llegar a la ermita de San Juan:

  • Por Urizarreta: el acceso principal pero el más duro para el caminante. Son 1.200 metros pero con una pendiente del 35%.
  • Por Emu: vía menos transitada pero más larga. Son 1.600 metros con una pendiente del 15%.

¡Que el camino no te pare! Intenta evitar días con mucha afluencia de turistas porque es uno de los lugares más visitados de la costa vasca. Y aún con las esperas la meta merece la pena: al final del camino te encontrarás con la ermita de San Juan.

Este templo no es el original. Se cree que la primera ermita fue construida en el siglo IX pero que a lo largo de la historia ha tenido que ser reconstruida en varias ocasiones. Como no podía ser de otra manera su ubicación provocó que tuviera un carácter defensivo protegiendo el poder del señorío de Vizcaya.

Las leyendas también la han acompañado: una de ellas asegura que el corsario inglés Francis Drake la quemó. La última reconstrucción es del año 1983. Y hablando de leyendas hay una que asegura que San Juan llegó al puerto de Bermeo y que con solo tres zancadas logró alcanzar la cima donde hoy está la ermita. Una huella que hoy podemos ver da fe de ello.

Leyenda, mar, montañas… ¿a qué esperas para conocer este lugar mágico de la costa vasca?

 

 

0 0 0 0