El Ferrol - La Postal

El Ferrol

Hablar de esta ciudad gallega es hablar de puerto y de barcos. Tierra y mar se unen en El Ferrol. Mirando por y para su ría.

 

El Ferrol llegó a ser la ciudad más poblada de toda Galicia y su historia está intrínsecamente relacionada a su tradición naval. Así se aprecia hoy en su Arsenal Militar e Industrial construido a lo largo del siglo XVIII. Entonces Felipe V eligió Ferrol como la capital marítima del noroeste de la península y esta elección ha sido clave hasta nuestros días. Si te das una vuelta por él puedes realizar una visita guiada para ver de cerca los cañones de la Ilustración o los buques recién construidos. Además, en la antigua dársena -hoy cuartel de instrucción- se puede visitar la sala de armas. Hasta aquí la parte militar. En la zona industrial puedes ver el dique de la campana, el edificio de Herrerías, el Museo Naval o la biblioteca de la zona marítima del Cantábrico. Si vas con tiempo merece la pena pararse en Exponav, la Exposición Nacional de la Construcción Naval, uno de los mayores museos de Europa dedicados a esta materia.

 

Ferrol mira al mar… y se protege de sus adversidades. Un paseo en barco desde el puerto deportivo o en coche por carretera hasta el Cabo Prioriño Chico te descubre el castillo de San Felipe, utilizado como construcción defensiva. No es la única. Enfrente está el castillo de la Palma.

 

Pero si lo que quieres es patear Ferrol te recomendamos cinco paradas imprescindibles:

 

El barrio de la Magdalena: empezó a construirse en el siglo XVIII para acoger ‘a la clase acomodada’. La construcción del astillero real de Esteiro provocó que en esta parte de la ciudad se asentasen oficiales de marina, comerciantes…

Declarado conjunto histórico-artístico en 1984 su diseño tiene un nombre: ‘tableta de chocolate’. No. No está lleno de pastelerías. Esa ‘tableta’ no es más que un rectángulo perfecto (seis calles largas cortadas por diez más cortas) en las que además destaca un elemento: casas blancas con grandes balcones de hierro forjado y galerías acristaladas. En El Ferrol se construyeron las primeras casas con galerías de toda Galicia.

El barrio tiene edificios y lugares que no te debes perder: la plaza de Amboage y la de Armas, el ayuntamiento del Ferrol, la concatedral de San Xiao, el mercado de la Magdalena… y las casas modernistas.

 

Las casas modernistas. El gusto por esta corriente llegó a esta ciudad gallega de la mano de arquitectos como Rodolfo Ucha Piñeiro. Y enseguida se notó en las fachadas de las viviendas: formas geométricas y color y decoración inspirada en la naturaleza. Mejor o peor conservados hoy se puede disfrutar de una ruta por unos 20 edificios modernistas ubicados todos en el barrio de la Magdalena.

 

-El Teatro Jofre. Recibe este nombre de su benefactor: el industrial Joaquín Jofre Maristany. De fachada modernista se construyó para satisfacer las necesidades de ocio que pedía la burguesía de la construcción naval. Uno de los escenarios más innovadores de la época y el primero de piedra de la ciudad. Hoy te puedes apuntar a alguna de sus visitas guiadas.

 

 

El barrio de Canido y la ruta de las Meninas. ¿Por qué recibe este nombre? Por las 250 meninas que el artista local, Eduardo Hermida, ha pintado por todo el barrio y con las que ha logrado revitalizarlo. Las hay de mil formas, colores y tamaños. Pero no solo a todo un amante de Velázquez descubrirás en Canido. El barrio acoge también el Museo de Historia Natural de Ferrol. En él destaca un esqueleto de ballena de 18 metros.

 

El barrio de Esteiro: la burguesía reclamó su zona… y los trabajadores del astillero de clase social más baja también. Se construyó a la vez que el barrio de la Magdalena pero hoy día queda muy poco de esa época. El antiguo hospital de la Marina está hoy en el Campus Universitario y la Casa do Patín está ocupada por la biblioteca universitaria.

 

¿Te queda aún tiempo para más? No dudes en acercarte a alguna de sus playas. La de Doniños –de casi 2 km de longitud y donde se celebra el Campeonato Nacional de Surf-, la de Pantín –también con sus característicos surferos- o la cala de Porto Carrizo.

¿A qué esperas para conocer esta capital marítima?

 

Próxima parada de ‘La Postal’: la isla de la Palma.

0 0 0 0