1981: la confederación católica nacional de padres denuncia en olvido de la familia por los políticos - La llama Viva

1981: la confederación católica nacional de padres denuncia en olvido de la familia por los políticos

Alrededor de 18.000 personas el domingo 5 de abril se reunieron en la Plaza de toros de Madrid llenando los tendidos de la madrileña Plaza de las Ventas.

En su intervención, la Secretaria General de la CONCAPA recordó a los políticos: “que los hemos elegido para que estén al servicio de la sociedad y no para que se sirvan de ella”.

El acto fue transmitido en directo por todas las emisoras de Radio Popular.

Un público entregado a las peticiones, cada vez que se nombraba a las Asociaciones presentes en el acto con sus pancartas, adhesiones y telegramas, les aplaudían con entusiasmo.

Se pedía una Ley de Protección a la Familia y la urgente tramitación de la Ley de Financiación de la Enseñanza Obligatoria, que se iba a discutir en la Comisión de Educación del Congreso. El grito de “La Familia Unida Jamás será Vencida” fue coreado por todos los asistentes.

A continuación, intervino el Vicepresidente de la Confederación que advirtió: “sobre el error político que suponía que el Gobierno considerara

la presencia de los padres en la calle como una actitud beligerante”, (en palabras del Presiente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo a los medios de comunicación), “nuestra presencia en la calle no es desestabilizadora, sino todo lo contrario; que nadie equivoque nuestros objetivos, que ningún partido político intente manipularnos”.

María Teresa Gracia, Presidenta de la Federación de Navarra, dijo que “durante los cinco años de la transición hemos pasado de una esperanza ilusionada a la sensación de que los políticos solo se acuerdan de la familia a la hora de pedirnos el voto”. El Presidente de Extremadura pidió “que se respete el derecho que tenemos los padres, reconocido en la Constitución, para que sus hijos se eduquen de acuerdo con sus propias convicciones, sin que esto suponga que tengamos que pagar por ello”. Finalmente, el Presidente de la Confederación, Luis Alberto Petit, cerró el acto leyendo la declaración que se iba a presentar al Rey, a los Presidentes del Congreso y Senado en la que se resumen todas las peticiones formuladas: “Ley de protección a la Familia, Reforma de la legislación fiscal, seguridad ciudadana, exigencia de responsabilidad a los medios de comunicación y derecho de todos los alumnos a tener una educación libremente elegida”.

En 2020 la Familia, más que nunca, tiene que seguir siendo protagonista en nuestra sociedad y las Organizaciones que las representan activas y beligerantes, si la situación lo requiere.

Tenemos un Presidente de Gobierno cuya única ideología ha sido alcanzar el poder. Sus compañeros de viaje van a compartir el Gobierno con carteras importantes, la Ministra de Educación continuará siendo Isabel Celaá que ya manifestó en la etapa anterior su desconocimiento sobre el derecho de los padres a la educación de sus hijos, el Ministro de Universidades, un catalán independentista….

Una periodista de televisión de Antena 3 que entrevistaba a la gente por la calle, preguntó a un señor de mediana edad: “¿Qué le parece el nuevo Gobierno? El señor miró al cámara melancólico y dijo: ”…Que Dios nos coja confesados…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *