Qué debes tener en cuenta cuando decores la habitación de tu bebé - Decoreando

Qué debes tener en cuenta cuando decores la habitación de tu bebé

Con la primavera a la vuelta de la esquina, apetece más que nunca darle aire nuevo a la casa. Y qué mejor manera que empezar con una de las grandes olvidadas de la casa, la habitación de los más pequeños. Así que no pierdas más tiempo y anota estos consejos de la mano de Susana Gil de Piccolo Mondo:

¿Qué necesitas?

Por lo general, los muebles básicos de la habitación un bebé son la cuna o la cama, el mueble cambiador y el armario. A esto puedes añadir otros elementos que te ayudarán en confort como un sillón, estanterías y muebles de almacenaje pero todo dependerá del espacio de que dispongas. En  Piccolo Mondo aconsejan también los muebles a medida para aprovechar al máximo el espacio de almacenamiento.

Seguridad

Es muy importante la seguridad en el mobiliario, empezando por la cuna pero también asegúrate con las estanterías, los cuadros y la iluminación. La pintura y el papel pintado tampoco debes de dejarlo de lado y asegurarte que sean no tóxicas. Usa protectores para la cuna, protege los enchufes e intenta que las esquinas de los muebles no estén a su altura. Usa barreras si es necesario.

Cada momento tiene su sitio

Divide el dormitorio en zonas de actividad: la de dormir con la cuna, el moisés y los accesorios de las horas de sueño, un rincón para las actividades de la zona de día con el cambiador, las estanterías y el armario, y una tercera zona con un silloncito y una lámpara. Si todo tiene su sitio y tienes a mano todo lo que necesitas en cada momento, no tendrás que dejar al prqueño desatendido en ningún momento.

Todo en orden

Evita dejar cosas en el centro de la habitación para evitar tropiezos y dejar libre el circuito de paso a cada uno de los rincones del dormitorio. En las habitaciones infantiles nunca debe de faltar un juguetero donde guardar sus juguetes y así aprender a recoger al mismo tiempo que ganamos en comodidad y espacio.

El color

Los colores ejercen un efecto en los bebés y si bien es cierto que el tradicional celeste y rosa da paso a nuevos tonos, en los primeros meses en los que el niño necesita más calma, es conveniente jugar con textiles, mobiliario y paredes en tonos suaves para transmitirle tranquilidad y ayudarle a conciliar el sueño. Utiliza los elementos decorativos para darle el toque de color alegre al dormitorio.

Calidez

Los textiles te ayudarán a darle ese toque cálido al dormitorio, ya sea de bebé o niños más mayores. Una alfombra, plaids, papel o toda una tendencia telas en las paredes, quedan perfectas.

Luz natural

Intenta que el dormitorio esté bien iluminado y ventilado. Si es posible, lo ideal es disponer de luz natural. En cuanto a la iluminación artificial, es conveniente tener una lámpara de techo como luz general y una lámpara de luz más tenue o indirecta para momentos de descanso y para atender al niño durante la noche.

Menos es más

No cargues demasiado la habitación ya que a medida que vaya creciendo irá necesitando y acumulando más cosas.

 

Crea una habitación que crezca con ellos

Debes de planificar el dormitorio teniendo en cuenta que pasarás diferentes etapas de crecimiento en las que irá necesitando nuevos espacios. La cuna se convertirá en cama, el cambiador en cómoda y la mesa de juegos en un escritorio para estudiar.

 

 

 

 

 

 

 

0 0 0 0