Poderes del Este - Con Basket si hay paraíso

Poderes del Este

Y cuando todos mirábamos hacia el Oeste nos maravilló el Este, cuando nos cegaba el brillo de las estrellas del Oeste capaces de auténticas barbaridades, un espectáculo día sí y día también, nuevos poderes asomaron por el Este, apuntaban hacía tiempo pero hoy están entre los mejores jugadores de la liga. Una conferencia hasta el año pasado dominada por Lebron James, y cuya marcha ha dejado el protagonismo a otras estrellas como su ex compañero Kyrie Irving, Kemba Walker, o el rookie Trae Young. Pero quienes emergen como poderes dominantes de la liga son dos apellidos nacidos en África, Antetokounmpo y Embiid.

Dos jugadores nacidos en el 94, con 25 años recién cumplidos Embiid, Antetokounmpo los cumplirá en Diciembre, son jugadores de nueva generación que acompañan a físicos extraordinarios una coordinación del siglo XXI. Siendo de casi idéntica altura, uno y otro no tienen nada que ver, Antetokounmpo es un pequeño en el cuerpo de un alto, un gran alero de 2:11, al que a poco que desarrolle el tiro de tres ( y en ello está trabajando), será el jugador total; mientras Embiid maneja los fundamentos del hombre grande con la destreza y coordinación sólo al alcance de elegidos. Embiid lo hace casi todo bien, una coordinación divina, habilidad para el uno contra uno, buen pasador y buen tirador de larga distancia.

Ambos son jugadores colosales, ambos tienen carisma, ambos hacen que merezca la pena un partido y ambos tienen hambre, a ambos les gusta el cuerpo a cuerpo también para defender, tienen ganas. La mirada no engaña, Giannis, el griego de origen nigeriano en constante evolución, y Joel, el camerunés, protagonizaron uno de los duelos más maravillosos de lo que llevamos de temporada en la NBA.

En la noche del domingo, en el duelo entre dos de los equipos dominadores de la conferencia oriental, Milwaukee Bucks y Philadelphia 76ers nos regalaron un partido de ambiente de playoff, eléctrico, lleno de intensidad, con ambiente de muerte súbita cuando era un partido de liga regular, con los jugadores batiéndose como si estuviera en juego la hegemonía de la conferencia. Milwaukee, el mejor equipo de la NBA, se vio sorprendido en casa por unos enormes Sixers que querían demostrarse que son capaces de ganar a cualquiera.

Anteto logró el primer partido de 50 de su carrera,  máxima anotación con 52 puntos, además de 16 rebotes, 7 asistencias, 2 robos y un tapón, lanzó 3 de 8 en triples. Su despliegue físico en cada partido es exhuberante, el número de canastas que hunde son elevadísimas en cada partido, su camino hacia el aro es casi imparable, o consigue canasta o va a la línea de tiros libres. Poco a poco el griego irá jugando cada vez mejor, porque es una auténtica esponja que administrará mejor su poderío físico para no gastar tanta energía y tener combustible para los momentos importantes en la postemporada.

Embiid lograba 40 puntos, 15 rebotes, 6 asistencias, 3 robos y una asistencia, con un porcentaje no tan bueno de triples, en los momentos calientes Embiid quiso demostrar que ahí estaba él, y quizá tiró en exceso, pero igualmente estuvo para lo que hiciera falta; suele ser un jugador certero de tres, acabó con 4 de 13 intentos. Está tirando con un 30% de acierto en triples esta temporada por un 24% de Anteto que prefiere jugársela avanzando hacia el aro donde se siente superior.

El duelo de origen africano del domingo fue maravilloso, como lo fue un partido que nos promete duelos preciosos en los playoffs si llegaran a enfrentarse. Ahora bien qué equipo está más capacitado para hacer frente en una hipotética final al ogro del Oeste, a los Warriors suponiendo que se cumpla una mínima lógica y que no flaqueen en los playoffs (el año pasado Houston estuvo a punto de conseguirlo). Y veremos también qué papel juega en los Bucks Pau Gasol cuyas apariciones son escasas por ahora.

Opina Kobe Bryant que Toronto Raptors es el equipo más capacitado para hacer frente a los dominadores de la liga, pero lo cierto es que tanto los Bucks como los Sixers son capaces también de lo mejor. Equipos móviles, con buenos especialistas en el triple y capaces de de ser físicos defendiendo. Todo está abierto pero lo mejor es que está por llegar, mientras tanto asistimos a la explosión de jugadores que hacen de la NBA un lugar aún lejano, y lo hacen en el Este, quién lo iba a decir.

 

0 0 0 0