ENTREVISTA EN LA LINTERNA

Pedro Mielgo: “La transición energética tiene por objeto una energía más limpia”

Juan Pablo Colmenarejo entrevista en ‘La Linterna’ a Pedro Mielgo, coordinador del estudio ‘Claves de éxito para la transición energética’ de FAES.

Pedro Mielgo | CES

‘Claves de éxito para la transición energética’ en el nombre del informe que ha publicado este miércoles FAES. Un informe que ha coordinado el ex presidente de Red Eléctrica, Pedro Mielgo. En él la Fundación presidida por José María Aznar reclama, entre otras cosas, un acuerdo político para poner en marcha los mecanismos necesarios para afrontar una economía más limpia y descarbonizada.

Uno de los principales objetivos de esta “exigente” transición energética, ha explicado Mielgo en ‘La Linterna’ es lograr que la energía además de más limpia “no sea más cara”.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Pedro Mielgo

Y es que el experto en energía ha recordado que la factura de la luz en España es una de las más elevadas de Europa: “Hay que limpiar la factura, y hay que tomar decisiones que conduzcan a ahorros para todos los consumidores”. Mielgo ha señalado como posible solución limpiar todos los costes que no tengan relación directa con la producción y entrega de la electricidad a los clientes. Algo que, asegura, debería hacerse de manera progresiva en un "plazo razonable y asumible".

Preguntado sobre cuánto dinero supondría esta transición energética, Mielgo ha explicado que “serán cifras muy importantes, (…) decenas de millones de euros al año”. Y es que la Comisión Europea cifró hace dos años la inversión anual necesaria para llevar a cabo esta transición energética en 177.000 millones de euros anuales, hasta el 2050.

Además Mielgo también se ha referido a las discutidas centrales nucleares, “un activo magnífico que ha generado electricidad barata hasta que ahora, con estos impuestos y tasas, se ha encarecido”. En opinión del experto, el cierre de las centrales antes de tiempo supondría un encarecimiento inmediato, “que se ha calculado en un 15%,”. Además, añade, la sustitución de una generación por otra supone que “hay que hacer inversiones que hay que financiar”. Algo que, en su opinión, resulta poco rentable a corto plazo.

Las que sí deberían cerrarse de inmediato, afirma el ex presidente de Red Eléctrica, son las centrales de carbón: “ya están llegando al final de su vida útil (…) independientemente de que el carbón tenga mala prensa, esas centrales han cumplido una función muy importante y han generado energía barata”.