COPE

Lengua: estos son los signos que pueden indicar que tienes una enfermedad seria

Es una de las alertas naturales de nuestro cuerpo, su tono, tamaño, o tacto pueden alertarnos de algunas enfermedades

Imagen de recurso
María Bandera
@Mgbandera

Redactora jefe y directora de COPE Cool

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 07 mar 2021

La lengua ha cobrado protagonismo en los últimos tiempos por su capacidad de alertar sobre un nuevo síntoma de la covid. En cierta forma ha servido para darle la importacia que le corresponde, ya que en muchas ocasiones, es la gran olvidada de nuestro cuerpo. y nada más lejos de la realidad. Es una de las partes más importantes y una de las alertas naturales de nuestro cuerpo. Su tono, tamaño, tacto o aparición de dolor inusual nos pueden alertar de algunas enfermedades de ahí que debamos prestarle la debida atención.

"Es un órgano esencial en el cuerpo y extremadamente sensible a los estímulos táctiles, gracias a ella se podemos hablar, saborear los alimentos, y ejercer funciones vitales como la masticación y deglución de alimentos", explica a COPE, el odontólogo Iván Malagón. Pero sobre todo la lengua es un órgano sensorial. "Las papilas gustativas que está situadas en la cara superior de la lengua son las encargadas de enviar la información de los distintos sabores al cerebro".

CÓMO ES UNA LENGUA SANA

Ante todo para saber si presenta alguna patología, debemos saber que qué consideramos una lengua normal y sana. "Debe de tener un tono rosado, estar humedecida, blanda y con movimientos libres, no rígidos", advierte el experto.

ALERTA NATURAL

La lengua es una de las alertas naturales de nuestro cuerpo. "Al igual que las vellosidades del intestino, que se han visto que son claves para determinar la salud general del individuo, con las vellosidades de la lengua pasa igual, son muy sensibles a los problemas de salud generales y se manifiestan a través de la mucosa".

En su tono, tamaño, tacto o aparición de dolor inusual se manifiestan muchos problemas de salud

"Cuando hay alguna alteración en el color (más blanquecino), forma, olor (a veces cuando hay ciertas infecciones, especialmente por hongos, la boca huele peor), está muy seca (porque hay otro tipo de xerostomía o algún problema con las glándulas salivales)", explica el doctor, podría alertarnos de "alguna alteración y posible problema a nivel lingual u oral". Y no es un tema baladí, "es un órgano imprescindible para la función masticatoria y deglutoria y fonatoria", recuerda.

Cropped,Image,Of,Young,Woman,Showing,Tongue,Over,White,Background

Cropped,Image,Of,Young,Woman,Showing,Tongue,Over,White,Background

DE QUÉ PATOLOGÍAS NOS PUEDE AVISAR

La lengua es de los órganos más olvidados de nuestra boca y sin embargo uno de los más importantes. "En su tono, tamaño, tacto o aparición de dolor inusual se manifiestan muchos problemas de salud". Además, a través de ella "podemos detectar incluso patologías que afectan a nuestro cuerpo en general", explica Iván Malagón.

En ella se podrían observar siete patologías destacables; leucoplasia vellosa, escarlatina, candidiasis oral, glositis, lengua geográfica, síndrome de Kawasaki y liquen plano oral, que detalla el odontólogo:

Leucoplasia Vellosa

"Es uno de los primeros síntomas ante una infección de VIH. Aunque también puede darse en pacientes con un sistema inmunológico débil o tras un trasplante de médula ósea. Se manifiesta con la aparición de manchas blancas y vellosas en la zona lateral de la lengua". ¿Signos? "Escarlatina, un color rojizo en la lengua y la aparición de fiebre serán las alertas de que algo no está yendo bien. Se deberá acudir de manera inmediata al médico y el tratamiento para esta patología deberá ir acompañado de antibiótico". Puede afectar tanto a niños como a adultos.

Candidiasis oral

"En este caso se puede manifestar con manchas blancas, y es causado por una infección de hongos. Se debe en su mayoría por un sistema inmunológico debilitado, y puede desembocar en riesgos perjudiciales para nuestro cuerpo en general en caso de no seguir el tratamiento indicado".

Glositis

"Se manifiesta por el cambio de color de la lengua, acompañado de una sensación de ardor e hinchazón. Se debe a una irritación causada por una infección bacteriana, viral o quemaduras que generan un trastorno inflamatorio".

Lengua geográfica

"Se trata de una serie de manchas irregulares que se asemejan a las de un mapa (de ahí su nombre)". Para tratarlos recomienda el doctor Malagón "se recomiendan enjuagues bucales con esteoides o un gel antihistamínico para aliviar las molestias".

El colutorio, se debe utilizar de manera ocasional y recomendado por el dentista

Síndrome de Kawasaki

"Puede provocar lo que se conoce como lengua de fresa, y es un trastorno que afecta especialmente a los vasos sanguíneos. Suele darse en niños menores de 5 años y va acompañado de fiebre alta, hinchazón de manos y pies y enrojecimiento de la lengua".

Liquen plano oral

Este caso es más frecuente en niños y se detecta con la aparición de líneas blancas a modo de erupción. "El mejor tratamiento es una buena higiene".

También, aunque no hay estudios definitivos la lengua puede alertar de padecer cáncer de páncreas. "Una investigación de la Universidad de Zhejiang en Hangzhou, China encontró la solución. Afirman que la microbiota de la lengua humana puede actuar como herramienta de diagnóstico. Algo primordial para este tipo de cáncer. Estos informes publicados en en el Journal of Oral Microbiology, señalan las diferencias entre las bacterias de una lengua sana y las de una persona con cáncer de páncreas en etapa temprana".

LIMPIARLA PARA PREVENIR

La limpieza de la lengua es muy importante, incluso se deberían usar limpiadores linguales para cepillarla. "Esto es clave porque en todas las papilas que tiene la lengua a modo de pelillos se acumula muchos restos de comida o restos de epitelio descamado de sangre (si se tiene algún problema de sangrado) y si no se cuida esto se enquista y puede provocar infecciones complicadas".

Por eso resulta fundamental "tener una rutina de limpieza e higiene oral completa en la que debemos cepillarla desde la parte posterior a la delantera".

Para evitar las patologías, "lo principal es llegar a todos los recovecos de la boca, no solo la superficie de los dientes, es decir, hay que limpiar los dientes, encías y lengua, lo que se consigue utilizando el cepillo y la seda dental, y en ocasiones complementándolo con un colutorio. El colutorio, se debe utilizar de manera ocasional y recomendado por el dentista, porque si se utiliza de manera crónica puede favorecer el crecimiento de la placa bacteriana de la boca".

Por último hay que recordar que en la boca hay una gran cantidad de capilares y vasos sanguíneos, por lo que "si no tenemos una correcta higiene y las encías están inflamadas y sangrantes, las bacterias que parasitan la boca pueden tener muchas facilidades para pasar al torrente sanguíneo y de ahí llegar hasta otras zonas del cuerpo causando graves consecuencias".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar