• Martes, 16 de julio 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Perdemos 7 de cada 10 trabajos por no saber vendernos en las entrevistas: Foto, sí, la edad, nunca

8 de cada 10 currículum son descartados sin ni siquiera haber sido leídos, ¿cómo podemos aumentar nuestras posibilidades?

Audio

Sandra Asenjo

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 08:26

Septiembre y octubre son meses de mucho movimiento en el mercado laboral. Prepararse la entrevista es esencial para aumentar nuestras posibilidades porque 7 de cada 10 trabajos se pierden por no saber "venderse" bien en las entrevistas. Además, 8 de cada 10 currículums se descartan sin ni siquiera haber sido leídos.

Esto se debe a que cada vez más empresas realizan la primera criba con Inteligencia Artificial (IA), por lo que es esencial adaptar el currículum a la oferta.

Destacar nuestras fortalezas

Antes de enfocar nuestro currículum o comenzar a preparar la entrevista, lo primero que debemos tener claro es a qué puesto queremos optar. Lo más importante es seleccionar qué fortalezas vamos destacar y saber que siempre deben estar relacionadas con las funciones que se exigen para ese puesto.

El siguiente paso es informarnos sobre la empresa. Algo que, para la experta en Recursos Humanos y Transformación Digital, Pilar Llácer, ha cambiado en la última década: "antes era suficiente con consultar su web. Ahora también tenemos que seguir a la persona que nos va a hacer la entrevista en redes sociales, como LinkedIn, haber visto las últimas publicaciones de la empresa, ver lo que están demandando e, incluso, hay muchas opciones en Internet para leer opiniones e informaciones sobre la compañía de otros candidatos y empleados", explica Llácer.

La tecnología, un arma de doble filo

La tecnología y las redes sociales nos permiten obtener toda esta información para enfocar correctamente nuestro currículum y preparar la entrevista, pero también se ha convertido en una aliada para los reclutadores. De hecho, en la mayoría de los procesos, se ha incorporado la Inteligencia Artificial (IA). Cada vez son más habituales los algoritmos de criba curricular y la primera entrevista es online o se realiza por chatbot, con el que nuestras posibilidades quedan en manos de un robot que es quien analiza las respuestas.

Además, 8 de cada 10 empresas consultan las redes sociales del candidato, especialmente LinkedIn, por lo que es fundamental que nuestros perfiles aparezcan también en el currículum.

El currículum, personalizado

Como explica la también autora del libro 'Te van a contratar y lo sabes', Pilar Llácer, un currículum tiene que ser sencillo, entendible y, sobre todo, personalizado a la oferta a la que se está aplicando. No vale con tener un currículum genérico. "Todo lo que debemos poner en un currículum cuando vamos a aplicar, nos lo tiene que decir la propia oferta", asegura Llácer.

Lo que no debemos hacer nunca es maquillar nuestra experiencia u otras destrezas, como suele ocurrir con los idiomas, porque ahora, con las redes sociales, es muy fácil contrastar nuestra información.

Si carecemos de experiencia y queremos ganar puntos en el proceso de selección, podemos poner en valor otras actividades que hayamos desarrollado, como un voluntariado en el extranjero.

La parte más importante y también más difícil a la hora de elaborar un currículum es el resumen, de un párrafo, que debe ir siempre al principio y en el que tenemos reflejar lo que consideramos que nos diferencia del resto de candidatos como explica Pilar Llácer.

"Hay gente que tiene experiencia en temas de voluntariado o, por ejemplo, en la hostelería. Puede que no esté relacionado con las funciones del puesto al que optamos, pero sí con competencias bien valoradas como son la atención al cliente o la sociabilidad, que es tan necesaria ahora mismo".

Foto, siempre. La edad, nunca

Mientras que la experta considera que el currículum siempre debe llevar foto, cree que el dato que debemos omitir es nuestra edad. "Foto, siempre. No tenemos que elegir una foto con corbata ni con el traje de la graduación. Debemos optar por una foto formal, pero que nos represente. Lo que sí omitiría es la edad. No es relevante y sigue siendo un dato discriminatorio. Ya nos la preguntarán en la entrevista", cuenta la experta en Recursos Humanos y Transformación Digital.

Por otro lado, el experto en comunicación y gestión de talento de la Fundación Casaverde, Julio García, cree que la clave para un buen currículum es que esté bien focalizado: "debe ser breve y muy visual. Como la portada de un periódico. Una página de extensión con nuestros datos personales, profesionales y nuestra experiencia", apunta García.

El trabajo de buscar trabajo

Es muy importante realizar una estrategia laboral concreta y precisa en la búsqueda de empleo. Saber a quién vamos a mandar nuestros datos, a qué persona y a qué contactos, porque "no sirve de nada enviar a diestro y siniestro. Tenemos que hacer, además, un seguimiento con método. Por ejemplo, una hoja de Excel que refleje las ofertas a las que hemos aplicado y, si en cada una de ellas, nos han llamado o no. Es el trabajo de buscar trabajo", cuenta a COPE Julio García.

Venderse bien

Para triunfar en una entrevista de trabajo, los expertos consultados por COPE consideran que es fundamental saber "venderse" bien. Ir con la idea de que somos un producto y estamos en un escaparate.

Antes de acudir a la cita, recomiendan practicar la conversación: "Podemos ensayar en casa con nuestra familia y amigos para ir con más soltura, sin olvidar que a medida que hagamos más entrevistas, estaremos más desenvueltos", subraya García.

Una buena primera impresión

La primera elección antes de acudir a la entrevista es la de la vestimenta. "Debe ser acorde al tipo de trabajo que vamos a realizar. Hay que huir de los colores estridentes y optar por colores neutros", aconseja el experto en comunicación y gestión de talento.

Para nuestra elección, nos puede ayudar consultar las redes sociales de la empresa, donde podemos ver fotos de los trabajadores y el tipo de ropa que llevan. Y recordar que la mejor opción siempre será la más prudente.

Una vez en la entrevista, la primera impresión, además de nuestro aspecto, recaerá en la forma en la que entramos por la puerta y saludamos al entrevistador, algo fundamental para Julio García: "Debemos cuidar cómo nos dirigimos a la otra persona, cómo miramos a los ojos, cómo manejamos el lenguaje verbal y no verbal. También la postura en la que estamos sentados.

En la entrevista debemos escuchar muy bien la pregunta y responder de forma concreta y precisa. Poner en valor todo lo que hago, todo lo que he hecho y a todo lo que aspiro. En definitiva, se trata de venderse bien y mostrar lo mejor de cada uno. Con serenidad, pero con fuerza".

Preguntas trampa

Durante la entrevista es habitual que nos hagan alguna pregunta en la que traten de ponernos en una situación complicada o límite. "¿Cuál es el camino más corto para ir a la luna?" o "Cuántas pelotas de tenis caben en una papelera?" son algunos de los ejemplos que pone la experta en Recursos Humanos, Pilar Llácer, que nos recomienda pararnos a pensar.

"No pasa nada por no responder de forma inmediata. No hay una respuesta buena porque el candidato no sabe lo que está buscando la empresa: Si prefiere al que reacciona más rápido o al que reacciona mejor. En este tipo de preguntas yo abogo por un punto de honestidad en la respuesta. Como que nunca nos habíamos parado a pensar en ello. En Internet también podemos encontrar muchas preguntas trampa para practicar", recomienda Llácer.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2