TERESA RIBERA (Previsión)

Ribera: "Hay gobernantes que pueden frenar la transición, pero no detenerla"

El proceso de transición hacia una economía libre de emisiones de gases de efecto invernadero está ya en marcha, y aunque hay gobernantes que podrían ralentizarlo "temporalmente, a nivel local y contra los intereses de sus países", nadie va a poder detenerlo.,Así lo ha expresado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en una entrevista con EFE antes de viajar a Katowice (Polonia) para encabezar la delegación española durante el tramo final de la 24 Conferen

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 12:08

El proceso de transición hacia una economía libre de emisiones de gases de efecto invernadero está ya en marcha, y aunque hay gobernantes que podrían ralentizarlo "temporalmente, a nivel local y contra los intereses de sus países", nadie va a poder detenerlo.

Así lo ha expresado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en una entrevista con EFE antes de viajar a Katowice (Polonia) para encabezar la delegación española durante el tramo final de la 24 Conferencia de las Partes de la Convención de Cambio Climático de la ONU (COP24).

Ribera ha señalado que el contexto internacional presenta algunos desafíos "importantes" para tratar cuestiones como la lucha contra el cambio climático que requieren una respuesta multilateral "fuerte", y ha incidido en que las implicaciones del Acuerdo de París y los informes científicos "van mucho más allá de quién ocupe una silla en cada momento".

"Los resultados de esta Conferencia nos deben permitir aplicar el Acuerdo de París y fortalecer el proceso de ambición que nos urge la ciencia", ha señalado Teresa Ribera, quien ha señalado que es preciso concretar en Katowice el conjunto de reglas que permitan poner en marcha ese acuerdo y se ha mostrado "convencida" de las posibilidades de lograrlo.

La ministra ha recordado que el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de la ONU (IPCC) pone de relieve los impactos de un calentamiento global si la temperatura media del planeta sube 1,5 grados, pero también que esos impactos serán mucho menores que si la temperatura subiera 2 grados.

"Lograr ese objetivo es posible, pese a que los compromisos de reducciones de emisiones actuales son insuficientes", ha manifestado la ministra, y ha defendido para conseguirlo políticas públicas para reducir esas emisiones, para proteger los impactos del cambio climático "y para dar señales de certidumbre que animen a los inversores a reconducir la financiación".

Respecto a la posición española en la cumbre, la ministra es contundente: "España está de vuelta y dispuesta a liderar el proceso multilateral de lucha contra el cambio climático".

Teresa Ribera ha defendido en ese sentido la posición "ambiciosa y responsable" de España en el contexto europeo, que ha hecho posible -ha dicho- que la UE elevara el objetivo de penetración de las energías renovables de un 27 a un 32 por ciento para el año 2030 y el de eficiencia energética de un 30 a un 32,5 por ciento.

A nivel doméstico, la ministra ha señalado que la apuesta del Gobierno por la acción climática ha permitido "en un tiempo récord" derogar el "impuesto al sol", reforzar la protección a los consumidores vulnerables y avanzar en la puesta en marcha de una estrategia de transición justa con un acuerdo para abandonar la minería del carbón "aplaudido a nivel internacional".

Los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (del 20 por ciento en 2030 y del 90 por ciento en 2050) sitúan a España "a la cabeza de la ambición en cambio climático", ha manifestado Ribera.

"Todos los informes confirman la urgencia de pasar a la acción, y los gobiernos tenemos la obligación de ser valientes, adoptar medidas y proporcionar un marco regulatorio estable y predecible que dé señales claras de hacia dónde vamos", ha señalado la ministra.

Ha subrayado además que hay sectores que se van a ver más afectados que otros en este proceso, "por lo que el Gobierno ha hecho suya la agenda de transición justa para asegurar que nadie se queda atrás".

Teresa Ribera no oculta sus temores y desconfianzas por el hecho de que haya algunos países que estén tratando de reabrir cuestiones que ya quedaron decididas y cerradas en el Acuerdo de París, aunque ha opinado que esas posiciones forman parte de todos los procesos habituales de negociación y se ha mostrado segura del éxito de la cumbre de Katowice y de un acuerdo final "que respete los principios a los que todos nos adherimos en París".

Lo más