TOROS ALBACETE

Sánchez Vara, Escribano y Colombo se reparten ocho orejas en Casas Ibáñez

Los diestros Sánchez Vara, Manuel Escribano y el venezolano Jesús Enrique Colombo salieron hoy a hombros en la localidad albaceteña de Casas Ibáñez tras repartirse un total de ocho orejas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:43

Los diestros Sánchez Vara, Manuel Escribano y el venezolano Jesús Enrique Colombo salieron hoy a hombros en la localidad albaceteña de Casas Ibáñez tras repartirse un total de ocho orejas.

Sánchez Vara puso disposición y la chispa de la que adoleció el que abrió plaza, llevándose las dos orejas a pesar de la deficiente colocación de la espada. Se fajó con el áspero cuarto, perdiendo el trofeo por su fallo con los aceros.

Manuel Escribano se sobrepuso a la sosería de su primero, sin aburrirse, en una labor en la que el peso recayó en la voluntad del torero, con la contribución de nobleza del de Los Ronceles.

Frente a su segundo, falto de entrega y de calidad, anduvo firme, haciendo un esfuerzo y dando la cara a pesar de lo deslucido que resultó el toro. Mató a la primera, aunque de estocada baja, lo cual no fue impedimento para que le fueran concedidas dos orejas.

A Colombo le correspondió un primer oponente noble y con acometividad a media altura, en cuyo último tercio primó la cantidad sobre la calidad. Lo mejor llegó en la segunda entrada a matar, recetando una contundente estocada entera arriba.

En el sexto, resultó cogido contra las tablas al intentar saltar la barrera tras clavar a toro pasado. Se sobrepuso al golpe, robándole pases de escasa sutileza por el pitón derecho a un toro que tuvo cierta emoción aunque no clase ni entrega. De nuevo lo más contundente llegó a la hora de matar, de estocada entera arriba, en este caso al primer viaje.

Cabe señalar que los tres matadores banderilleros compartieron segundo tercio en los tres primeros toros, con espectacularidad y variedad a partes iguales.

-----------------------

FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Los Ronceles, de presencia desigual, con menor trapío los dos primeros, y mayor remate y más ofensivos de pitones el resto, sin ser astifinos. Nobles en mayor o menor medida -a excepción de quinto y sexto- aunque faltos de raza en general. Los mejores, primero y tercero.

Sánchez Vara, dos orejas y ovación.

Manuel Escribano, oreja y dos orejas.

Jesús Enrique Colombo, oreja y dos orejas.

La plaza registró un tercio de entrada.

Lo más