Boletín

Cómo mejorar tu inglés mientras estás de compras

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:26

MADRID, 12 (CHANCE)

Otro sábado más nuestras compañera Cristina Sánchez nos trae una novela con la que no pararás de reír mientras mejoras tu nivel de inglés.

THE CRIS CORNER

Quiero empezar pidiendo perdón, por si tuviese alguna palabra mal escrita o no estuviese dentro del diccionario, pero tengo rotura de ligamentos en varios dedos de la mano derecha y aún estoy todavía algo conmocionada por lo sucedido.

Esta semana, exactamente el lunes 7 de enero, fui atacada por una especie de guepardo feroz en un intento de llevarse su presa. No he estado ni de safari ni en el zoo, simplemente acudí al primer día de rebajas. Estaba mirando un vestido midi, monísimo, corte elegante y sencillo, ideal para esos cócteles, a los que no acudo y tampoco me invitan, pero que no viene mal tener en el armario por si acaso; cuando algo parecido a un animal salvaje, me envistió por detrás dándome tal tirón del vestido que me hizo perder la estabilidad. Cayendo sobre el corner de T-shirts 3x2, (muy chulas por cierto), pero sin soltar jamás mi vestido porque era mío, conseguí al fin ver, que la fiera que se quería hacer con mi tesoro era una mujer, midi como el vestido, con un abrigo animal print "totally fake". En su empeño de hacerse con el vestido, me tiró a la cara un de las T-shirt en oferta y aprovechando mi aturdimiento, dió un último tirón a la prenda en cuestión, consiguiendo salir victoriosa de la batalla. Y allí me quedé yo, rodeada de camisetas, mirando cómo mi vestido midi desaparecía por los pasillos entre las garras de un animal print, "totally fake". Así que sólo pido una cosa, que mi vida social siga como hasta ahora, es decir, que nadie me invite a un cóctel, porque no tengo vestido que ponerme.

Y es que una profesional de las compras se nace que no se hace. Así que mi recomendación literaria para hoy no podría ser otra que: "The Secret Dreamworld of a Shopaholic" de Sophie Kinsella. Fue mi amiga Moni quien en un cumpleaños me regaló este libro, en inglés, of course, y aunque en un principio tuve mis dudas sobre él, hoy me siento orgullosa de decir que soy propietaria de la coleccíon completa de la serie Shopaholic. "Thank you Moni, I owe you a big one, kisses".

Rebecca Bloomwood, Becky para los amigos, es una adicta a las compras. Ve algo, le gusta y lo compra, así de sencillo. Para ella, comprar es una forma de vida. Son tantas sus compras, que le genera una deuda bastante grande y el banco se ve obligado a congelar sus cuentas. Sin embargo, Becky no quiere acudir a su cita con el director de la entidad bancaria, y cada vez se va inventando una excusa nueva, a cuál más extravagante y difícil de creer. Rebecca intenta solucionar su problema por sí sola, así que tiene engañados, no sólo al banco sino también a sus padres, lo que hace que viva determinadas situaciones realmente vergonzosas. Pero todavía hay algo que no te he dicho aún sobre nuestra nueva amiga, y es que Rebecca Bloomwood, es periodista financiera, cuyo trabajo es aconsejar a todos aquellos que tienen serias dificultades a la ahora de administrar su dinero, irónico,¿verdad?

Sé que te vas a enamorar de Becky y leer sólo un libro sobre nuestra shopaholic favorita va a ser difícil. Pero no te preocupes que aquí te traigo el segundo de la serie: "Shopaholic Abroad". A Rebecca se le quedan escasas las tiendas de Londres, así que de la mano de su novio, se trasladan a la Gran Manzana, ¡que tiemble la Fifth Avenue!

Ya sabemos que la tentación de Netflix es mucha tentación, pero si lo que realmente es queremos mejorar nuestro inglés, tenemos que hacer el esfuerzo de leer primero los libros, y luego si quieres nos relajamos viendo la película, en inglés, "of course".

Happy reading and happy shopping!

Lo más