Boletín

Melilla registra importantes retenciones hacia Marruecos por la OPE y la víspera de la pascua grande islámica

Melilla registra importantes retenciones hacia Marruecos por la OPE y la víspera de la pascua grande islámica

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:20

La frontera entre Melilla y Marruecos registra este sábado importantes retenciones con motivo de la Operación Paso del Estrecho (OPE), en una de las jornadas previas a la pascua grande musulmana de sacrificio del cordero, que en Ceuta y Melilla tendrán lugar este lunes 12 de agosto mientras en la Península, Canarias y Baleares la fiesta islámica se celebrará el domingo 11 de agosto.

Según ha informado la Delegación del Gobierno, este sábado "hay una gran afluencia de vehículos en Beni-Enzar" y advierte de retenciones de, "aproximadamente, una hora a pesar de estar todos los carriles abiertos y a pleno rendimiento, por lo que se aconseja evitar salidas en estos momentos".

Un portavoz de la institución que preside la socialista Sabrina Moh ha añadido durante la tarde-noche la afluencia puede ser mayor por la llegada dos buques de pasajeros procedentes de la península con intención de pasar a Marruecos, concreto en 272 vehículos a las 21,00 horas transportados en el buque 'Sicilia' procedente de Almería y en otros 150 vehículos a las 21.15 horas en el buque "Ciudad de Melilla" procedente de Málaga.

Estas colas se unen a las registradas la noche del viernes, con la salida de melillenses hacia el país vecino, la primera que hay prevista durante todo este fin de semana, para durante la mañana del lunes protagonizar el sacrificio del cordero marroquí en la pascua grande islámica.

Esta salida masiva, unida a la OPE, provocó grandes retenciones en los distintos puestos fronterizos que separan Melilla de Marruecos, de forma especial el de Beni-Enzar, donde las colas se mantuvieron hasta altas horas de la madrugada hasta más allá del puesto fronterizo de Barrio Chino.

Las pitadas de protesta por la lentitud con la que se movían las colas fueron constantes, con el consiguiente perjuicio para vecinos de la calle General Astilleros, barrio del Real y Caracolas, que además del ruido, tuvieron verdaderos problemas para poder acceder con sus vehículos a sus domicilios por el colapso que se produjo en estas zonas.

Lo más