COPE

Newsletters
Registrarme

Los sencillos métodos con los que puedes refrescar tu coche sin utilizar el aire acondicionado

La llegada del verano genera una molesta situación al abrir nuestros vehículos para conducir fruto de temperaturas que alcanzan hasta 70ºC cuando el sol azota con fuerza

Protective,Reflective,Surface,Under,The,Windshield,Of,The,Passenger,Car

Protective,Reflective,Surface,Under,The,Windshield,Of,The,Passenger,Car

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:42

La llegada del periodo estival, más si cabe con el incremento de la temperatura respecto a otros años, trae consigo un problema, no solo a la hora de conducir, sino que también en el momento de entrar al coche. La incomodidad de dicha situación térmica, sumado al problema que causa el calor sobre el interior del vehículo, contribuyendo al deterioro de los materiales del mismo. Llegados a este punto, toca replantearse que poder hacer frente a este suceso ya que en un momento dado, donde las prisas no permitan cambiar la temperatura, puede resultar en un momento complejo en lo relativo a la salud dado el fuerte contraste de temperatura.

En base a esto, diversos expertos de la empresa de automoción Alquiber, cuyas funciones se especializan en la optimización de todo tipo de vehículos, han desarrollado un estudio para averiguar cuales son las claves para evitar situaciones tan simples como molestas como achicharrarse cada vez que intentamos acceder a un coche aparcado bajo el sol del verano. De este modo, cabe resaltar que existen una serie de sencillos trucos que no sólo te permitirán refrescar rápidamente el interior del vehículo en caso de recalentamiento, sino adelantarte al problema y evitar que tu coche se convierta cada día en un horno.


Evitar el impacto directo de la radiación

Puede parecer una obviedad, pero la mejor forma de evitar el recalentamiento de tu coche es evitar aparcarlo en sitio donde reciba el impacto directo del sol. El problema parte de que en muchos casos encontrar un sitio a la sombra es inviable. Aunque también es cierto que existe una gran cantidad de conductores que prefieren, con tal de no invertir más tiempo en buscar sitio, dejarlo en el primer lugar que encuentran este al sol o no. Ante esto, debes saber que estacionar en la sombra evita la radiación térmica que hace que el habitáculo de tu coche pueda alcanzar temperaturas de hasta 70ºC cuando el sol azota con fuerza.

Asimismo, cabe resaltar el uso de un parasol. Colocar esta herramienta bajo el parabrisas contribuye a atenuar la subida de temperatura en el interior del vehículo, pero no de manera significativa. Eso sí, evitará que nos quememos las manos en contacto con el volante, la palanca de cambio, el asiento e incluso el cinturón de seguridad.


Refrescar el vehículo

Si no hemos tenido más remedio que aparcar al sol y nos vemos obligados a ponernos en marcha de inmediato, los expertos afirman que hay diversas soluciones que contribuirán a reducir la temperatura interior de tu vehículo, incluso antes de que el aire acondicionado se encargue de ello. Atendiendo a que existen personas a las que no les gusta usarlo, simplemente conducen un coche que no posee esa tecnología o, sencillamente, prefieren prescindir de él y ahorrar energía debido al elevado coste de los carburantes, toca buscar alternativas.

Es en este momento cuando entra en juego la opción de ventilar el coche abanicándolo con sus puertas, una solución clásica que consigue reducir notablemente la temperatura interior del coche. Hablamos de hasta ocho grados según las estimaciones más optimistas. La mecánica de este sistema, que busca desalojar el aire caliente acumulado en el interior y reemplazarlo por el del exterior a través de la convección, consiste abrir y cerrar una puerta con determinación cinco veces mientras se mantiene la ventanilla de la puerta opuesta completamente abierta. Y para succionar aire del exterior, más frío que el del habitáculo, y reducir la temperatura con más efectividad siempre podemos solicitar la ayuda de otra persona y duplicar el proceso en otra puerta y otra ventanilla.

Además, existen otras soluciones caseras que también puede ayudar a bajar la temperatura, como dejar las ventanas bajadas medio centímetro mientras el coche está aparcado, o colocar trapos o toallas en las rejillas de ventilación interior del coche y mantenerlos permanentemente húmedos e, incluso, dejar bolsas de hielo impermeables en el suelo del habitáculo, que contribuirán a refrescar un poco, especialmente en trayectos cortos.

Finalmente, abrir las ventanillas durante la marcha y hacer frente al ruido y al aumento del gasto del combustible asociado a la pérdida de aerodinámica del vehículo ha encontrado una original alternativa solo un poco menos ruidosa y algo menos gravosa. Se trata de un sencillo truco consistente en encajar en las ventanillas levemente abiertas una botella de plástico cortada por la mitad con la boca dentro del coche. De este modo, una vez en marcha, la fuerza del viento consigue que el aire se comprima al pasar por el cuello de botella y se descomprima, perdiendo de paso unos grados, al entrar en el interior del coche.

Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Lo que viene

Lo que viene

Con Jose Ángel Cuadrado

Escuchar