El insólito caso de una azafata de avión borracha que hizo temer por su vida a los pasajeros

La azafata fue acusada de estar ebria mientras trabajaba en un vuelo de United Express

El insólito caso de una azafata de avión borracha que hizo temer por su vida a los pasajeros

 @nypost

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 23:55

El despegue de un avión es uno de los momentos críticos en cualquier vuelo. Es ese momento en el que todos, incluida la tripulación del avión, vamos sentados, con la bandeja recogida y el cinturón de seguridad abrochado. Unos rezan, otros leen, otros simplemente esperan a que el piloto obre y finalmente están aquellos que son capaces de dormirse.

Es lo que le pasó a una azafata de la aerolínea Air Wisconsin, pero con una gran diferencia: la tasa de alcohol. La azafata fue acusada de estar ebria mientras trabajaba en un vuelo de United Express, aerolínea socia Air Wisconsin, que cubría la ruta entre Chicago y South Bend. El hecho, ocurrido el pasado 2 de agosto, se saldó con la detención de la mujer nada más aterrizar y su puesta en libertad al día siguiente mientras epera el juicio correspondiente.

 


 

Muchos pasajeros fueron informando de lo ocurrido a través de Twitter. Muchos contaron que tras el despegue, la azafata se quedó dormida, hasta el punto que algunos pasajeros dudaron si estaba sufriendo algún problema de salud.


 

Al aterrizar, la azafata de vuelo fue detenida por las autoridades y en ese momentó confesó que había tomado vodka antes del vuelo. Según datos policiales, la trabajadora no sabía dónde se encontraba. A las preguntas de los agentes, contestó que se encontraba en en Chicago, cuando acababan de llegar a su destino: South Bend.


 

Lo más