SALUD MUJERES (Previsión)

Estudio estima que se avanzaron 2.000 partos en 2010 por fin del cheque-bebé

Un estudio de tres profesoras españolas estima que se avanzaron en España unos 2.000 partos por razones no médicas, coincidiendo con el cambio de año del 2010 al 2011, momento en el que finalizó la ayuda económica de 2.500 euros correspondiente al cheque-bebé que otorgaba el Gobierno.,Publicado en la revista 'Journal of the European Economic Association', este estudio ha sido elaborado por la profesora del departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu i Fa

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:11

Un estudio de tres profesoras españolas estima que se avanzaron en España unos 2.000 partos por razones no médicas, coincidiendo con el cambio de año del 2010 al 2011, momento en el que finalizó la ayuda económica de 2.500 euros correspondiente al cheque-bebé que otorgaba el Gobierno.

Publicado en la revista 'Journal of the European Economic Association', este estudio ha sido elaborado por la profesora del departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu i Fabra (UPF), Libertad González; y las investigadoras Cristina Iborra, de la Universidad de Sevilla, y Almudena Sevilla, del University College de Londres.

Las conclusiones del estudio las ha hecho públicas la Universidad Pompeu Fabra, donde González ejerce de profesora y forma parte de una de las líneas de investigación del proyecto "The Causal Effect of Early Interventions on Child Health and Human Capital".

El adelanto de los partos supuso que los bebés pesaran menos al nacer, entre 130 y 300 gramos, y que tuvieran un 20 % más de hospitalizaciones, especialmente por afecciones respiratorias, a pesar de que los efectos negativos en su salud se disiparon a partir del segundo mes de vida.

Las autoras estiman que se avanzaron unos 2.000 partos por razones no médicas y que las familias que lo decidieron "fueron, en mayor medida, las que tenían estudios universitarios, mujeres de nacionalidad española y en provincias con una mayor presencia de la red de hospitales privados".

El cambio de la normativa del cheque-bebé por parte del Gobierno español generó un incentivo para avanzar a diciembre los partos previstos para alrededor del cambio de año, según el estudio.

"Estas condiciones crearon un interesante experimento natural para evaluar los efectos de una menor edad gestacional en la salud de los bebés", han apuntado las investigadoras.

El estudio se basa en datos administrativos sobre nacimientos y los ingresos hospitalarios de todos los niños nacidos en España entre los años 2000 y 2013.

En concreto, las autoras analizaron la Estadística de nacimientos que se rellena en los hospitales por cada nacimiento y la Encuesta de Movilidad hospitalaria, del Instituto Nacional de Estadística, con información sobre el 99 % de las hospitalizaciones de, al menos, una noche.

Para calcular la cantidad de partos avanzados, se comparó la cantidad de nacimientos que se produjeron hacia finales de diciembre de 2010 y principios de enero de 2011, usando los años anteriores y posteriores como referencia.

En condiciones normales, aproximadamente un 50 % de los bebés que nacen cerca del cambio de año lo hacen en diciembre y el 50 % restante, en enero.

Sin embargo, en el cambio de año de 2010 al 2011, el 56 % nacieron en diciembre (9.946 bebés) y el 44 % en enero (7.845), una situación "claramente atípica", han considerado las investigadoras.

Los bebés nacidos antes de tiempo por la cancelación del cheque-bebé pesaron menos al nacer y tuvieron tasas de hospitalización más altas durante los dos primeros meses de vida, según el estudio, pero las investigadoras han precisado que la proporción de bebés con pesos bajos no aumentó.

Esto sugiere que "los avances programados de los partos se dieron fundamentalmente en embarazos muy avanzados" y que "no parece que se dieran situaciones como provocar un nacimiento diversas semanas antes de la fecha prevista sino que se produjeron fundamentalmente en partos estimados en una fecha próxima al cambio de año".

No obstante, han razonado que "habría sido conveniente que la cancelación del cheque-bebé no hubiese sido tan abrupta sino que se hubiese hecho, por ejemplo, una reducción progresiva de la ayuda a lo largo de los meses".

Lo más