Cosas de Radio Patio: "Divertidísimas y modernas"

Hay madres de todo tipo. Superprotectoras, cómplices, posesivas, sanas.. ¿Cómo será la madre de Cinta Molina?

ctv-trl-cinta

Técnico de sonido COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:31

Ya os he hablado de mi madre, guapa y estupenda, super madre. Y, además tiene WhatsApp. Menudo invento. Antes, mi madre y yo hablábamos por teléfono todos los días. Incluso varias veces al día. Ahora whatsappeamos, mucho, varias veces al día también, para casi todo. Claro que , mientras ella está “ escribiendo”, yo ya le he contestado a lo anterior y he cambiado de tema y le he hecho otra pregunta, y entonces ella me contesta a lo anterior , total, que son conversaciones, que si las pilla otro, no creo que pueda coger bien el hilo.

Pero se nos da divínamente. Mi padre es más de facebook. Así está conectado con sus amigos, que ponen muchas fotos, y está al día de la vida de todos.¿por whatsApp? Menos, fotos varias y muchos besos, eso sí, besos a mogollón.

Y mi madre ha descubierto los estados del whatsApp . Ahora sólo quiere fotos nuestras para ponerlas en su estado. Nos encanta, la verdad, porque siempre son mensajes positivos y de cariño. Si hace dos días escribíamos cartas. Ahora no concebimos viajar sin móvil, y avisar de nuestros movimientos.

Como ha cambiado todo, en poco tiempo, que no hace tanto, no vayamos de modernos. 

Por eso, y por el encanto que tiene, a mis hijos les hace ilusión escribir postales a los abuelos cuando vamos de viaje, y buscar un buzón, echar la postal y esperar a que les llegue. Y como la paciencia no es el don del siglo XXI, llaman a la abuela para asegurarse de que mire el buzón todos los días. Si viajaran en el tiempo 20 años atrás, no sobrevivirían por impacientes.

Y en este mundo loco nuestro, yo creo que soy de esas madres, que intenta aprender para estar un poco más al día que el adolescente de casa. Unas veces se consigue y otras, ves que ellos han nacido con un chip diferente.

En el chat de mis chicas favoritas, la mayoría somos madres y las que no, son las mejores tías que podían tener nuestros hijos. Y tenemos niños, de todas las edades, con lo que estamos liadísimas, pero conectadas cada día más. Creo que lo hacemos por salud mental. Tenemos conversaciones que sólo entenderíamos nosotras, y a veces, se convierten en locuras transitorias. Pero si Cris responde a cada una en concreto, podemos estar tranquilas. Ayer supimos que nuestras madres son muy fans nuestras, nosotras fans de Cris y todas fans de todas. Ya lo escribimos con hastag y todo, en plan, #fansvuestra, #fansdeMeryDancer. Porque Mery tiene hasta un GIF. Impresionante. Emoticonos de caritas riendo a carcajadas hasta aburrir.

Emoticonos, somos hasta capaces de entendernos por muñequitos. Increible pero cierto. Y mientras hacemos la cena, incluso. Blanca se lo estaría pasando bomba con nosotras.

Por supuesto, somos mujeres de nuestro tiempo y, cómo no, teníamos que probar, la video llamada por whatsApp con varios participantes. Un inventazo. Aunque creemos que hay que convencer al señor WhatsApp para que se puedan añadir a más de tres, porque tenemos que hacer turnos.Es lo más divertido que hemos hecho en este grupo. La próxima vez, lo mejoraremos. Nuestros niños pasaban de fondo, participaban enseñándo sus disfraces y acrobacias...Conclusión: según Javier, 8 años, somos divertidísimas y muy modernas. Alicia fué corriendo a probarlo con sus amigas y Sergio preguntó, al día siguiente, si podía llamar a las amigas. Creo que estar tan unidas aunque no coincidamos físicamente, nos ayuda a desahogarnos, a ser cómplices, compañeras y cuidarnos. Y nos despierta el ingenio.

Para mí lo de divertidísimas y modernas me parece una definición perfecta.

Lo más