COLEGIO VETERINARIOS

Cesan presidente Veterinarios de Barcelona por facturas presuntamente falsas

La Junta del Colegio de Veterinarios de Barcelona (CVB) ha cesado al presidente del colegio, Josep Gómez, y al tesorero de la entidad, Jordi Vilà, después de que Hacienda les haya reclamado 100.000 euros de IVA de unas facturas que ascienden a 1,5 millones de euros de las que la junta no tenía conocimiento.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:56

La Junta del Colegio de Veterinarios de Barcelona (CVB) ha cesado al presidente del colegio, Josep Gómez, y al tesorero de la entidad, Jordi Vilà, después de que Hacienda les haya reclamado 100.000 euros de IVA de unas facturas que ascienden a 1,5 millones de euros de las que la junta no tenía conocimiento.

La Junta del Colegio, que ahora preside provisionalmente Marta Legido, ha convocado una asamblea de colegiados para el próximo jueves para explicar los motivos por los que han destituido a los dos responsables, mientras investiga si se trata de un posible caso de facturas falsas para desviar dinero.

Según han explicado a Efe fuentes del Colegio de Veterinarios, el caso se destapó el pasado mes de julio cuando Inspección de Hacienda reclamó al Colegio de Veterinarios unas facturas de una empresa constructora que no había liquidado el IVA por ellas, que suman un montante total de aproximadamente 1,5 millones de euros, de los que no se había liquidado el IVA por uno 100.000 euros.

A raíz de la inspección de Hacienda, la Junta del Colegio descubrió que estas facturas, por unas supuestas obras hechas en el Colegio, no habían pasado por el protocolo ordinario de la Junta, que no tenía conocimiento de estas facturas.

Ante la "pérdida de confianza de la Junta en el presidente y el tesorero", según las mismas fuentes, decidieron destituirlos a finales de julio, aunque el caso no ha trascendido hasta la convocatoria de la asamblea en cuyo orden del día se hace constar explícitamente el cese por el caso de las facturas, que podrían remontarse hasta 2013.

La Junta provisional no tiene constancia que se hayan hecho obras en la sede del Colegio y desconoce adonde ha ido a parar el dinero, por lo que explicará la situación a los colegiados para que decidan qué acciones emprenderán.

El destituido Josep Gómez también ha dejado de ser presidente del Consell de Colegio de Veterinarios de Cataluña, que agrupa a los colegios de veterinarios de las cuatro provincias catalanas, cargo que ahora ocupa provisionalmente el presidente del colegio de Girona, que era el vicepresidente.

Un portavoz del Colegio de Veterinarios de Barcelona ha asegurado que el colegio pagará el IVA de las facturas que le reclama Hacienda, pese a que correspondan a empresas de construcción que aparentemente no tienen actividad.

Lo más