Boletín

Los jóvenes españoles que navegan "en busca del plástico perdido"

Juan García y Marta Brotons se lanzan al mar a bordo de un velero para recoger muestras de microplásticos que ayuden a entender mejor esta problemática

Seamar, en busca del plástico perdido

 6Q

José Ángel Cuadrado Roca / @cuadrado_roca

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14 mar 2019

Fueron 20 días intensos en los que la familia de Juan García y de Marta Brotons tuvieron pocas noticias de ellos. Los dos jóvenes se lanzaron a mar abierto a bordo del velero Big Shadow, de 10 metros de largo y 3,5 metros de ancho, con el objetivo de recoger microplásticos y de entender con mayor precisión esta problemática convertida ya en uno de los grandes retos de los próximos años.

Juan, licenciado en Ciencias del Mar, y Marta, graduada en la misma disciplina, nos atienden desde la isla caribeña de Santa Lucía. Allí llegaron hace tan sólo unas horas después de 20 días de navegación desde el lugar de origen de la travesía, Cabo Verde. Juan nos desvela cuál fue la ruta que siguieron hasta llegar a Santa Lucía.

Audio

 

La tripulación del proyecto SeaMar, cuatro en total al ir dos personas más a bordo (los científicos y licenciados en Ciencias del Mar, Andrea Rámirez y José Miguel Trujillo), va armada con una particular red que les ayuda a recoger los microplásticos en mar abierto. Nos explica Juan que se trata de una herramienta adaptada al tamaño de su velero y con la que van a ir haciendo pruebas para adaptar las próximas recogidas de muestras en el agua.

Audio

 

La idea que persiguen los jóvenes con este proyecto es la de identificar las diferentes muestras que vayan encontrando durante su travesía "para saber la distribución de los microplásticos en el océano" y ver cómo se relacionan con las corrientes marinas. Juan nos lo explica con un ejemplo práctico: "si tu barres la casa con la luz apagada no sabes dónde se encuentra la suciedad. Lo mejor es hacerlo con la luz encendida”. En este caso, por tanto, se trata de conocer dónde están las mayores concentraciones de plásticos para así poder actuar sobre ellas.

Por otro lado, otra de las vías interesantes es la de identificar las muestras para entender los hábitos de consumo de la población mundial. Por ejemplo, si se consigue demostrar que un elevado porcentaje de los microplásticos que se encuentran en el mar proceden de los productos de un sólo uso, como las pajitas, ya se pueden establecer mecanimos para buscar alternativas a los mismos. Algo que, por cierto, ya está sucediendo en muchos países que están aprobando medidas para luchar contra este material.

Juan García y Mar Brotons navegando en mar abierto

La tripulación, formada por 4 personas, ha navegado sin problemas meteorológicos.6Q

El principal objetivo de este proyecto es "dinamizar el conocimiento de las problemáticas marinas". Tanto Juan como Marta llevan muchos años trabajando en contacto con el mar y son conscientes de cómo el volumen de plásticos en la fauna marina va en aumento. Marta nos amplia esta visión.

Audio

 

La travesía del proyecto SeaMar no ha hecho nada más que arrancar. Hasta el momento han sido "20 días en los que hemos disfrutado de una buena meteorología. No hemos sufrido ni tempestades ni calmas absolutas sin viento". Desde 'El algoritmo Verde' vamos a seguir los próximos pasos de esta aventura que promete aportar su granito de arena por un mundo más sostenible.

20 días en alta mar

El proyecto SEAMAR ha navegado durante 20 días hasta llegar a la isla Santa Lucía.6Q

Lo más