#SANISIDRO2015 | LA CRÓNICA (BENEFICENCIA)

Sólo se ovacionó al Himno

Decepcionante Corrida de Beneficencia con un encierro manso y deslucido de Victoriano del Río que ahogó las ilusiones puestas en el mano a mano que enfrentó sin suerte a El Juli y Miguel Ángel Perera.

El Juli durante la faena de muleta al primer toro de Victoriano del Río en la Corrida de Beneficencia. EFE

El Juli durante la faena de muleta al primer toro de Victoriano del Río en la Corrida de Beneficencia. EFE

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 19:21

Tarde de bochorno, de ambiente espeso y calor plomizo. Tarde de Beneficencia y figuras en el cartel. De las dos Ventas, la que aplaude todo y la que exige todo. Pero que no se dividió a la hora de escuchar y aplaudir el Himno Nacional cuando asomó por el Palco Real la Infanta Elena. Mientras en otros foros se vomita odio contra los símbolos de todos, Las Ventas volvió a ser ejemplo de civismo y reconocimiento al apoyo que brinda la Familia Real a la Fiesta.Sin embargo no hubo casi tiempo para la batalla y la división. Ni dentro ni fuera del ruedo. La corrida de Victoriano del Río, la segunda en apenas una semana en Madrid fue un auténtico bluf. Corrida fuerte, cinqueña, con algunos toros pasados de romana y sobre todo, astifina. Corrida mansa en el caballo y difuminada por descastada el último tercio. A don Victoriano este año no le embistieron en Las Ventas ni el equipo A ni el B.El Juli y Miguel Ángel Perera remataron de mala manera su paso por San Isidro. Dos tardes en tono gris el madrileño y tres sin suerte en los lotes el extremeño.Y eso que la corrida no empezó mal. Dos puñales lucía el primer toro de Victoriano al que se protestó que escondiese tras su enorme cornamenta un cuerpo jibarizado. Toro que no se empleó en el caballo pero que llegó con fuelle a la muleta. Fue importante porque  embistió  con fijeza y humillación. El Juli, tenso, explayándose al natural, no terminó de soltarse con el toro. Quiso obligar tanto por abajo Julian, que los muletazos no tuvieron el trazo necesario para calar en el tendido. Hubo naturales mejor conseguidos dentro de una faena que nunca terminó de romper mientras el toro siempre fue a más como se demostró en una postrera tanda a derechas. El toro se comió la muleta del madrileño. Media trasera y tendida enfrió al tendido. También salió rebotado del caballo el tercero. Toro manso al que firmó un poderoso inicio de faena Julian para sacárselo a los medios. Le costaba romper al toro y a la faena. De nuevo demasiado tensionado. Alargó Julian el trasteo en busca de un resultado que nuncá llegó.Se le iba la Feria entre los dedos al Juli cuando saltó el quinto. Beato, con Esplá en el recuerdo. Pero segundas partes dicen no ser buenas. Y no fue esta. Manso el de Victoriano, sin humillar ni sin desplazarse. Voluntad de Juli, al que se lo notaba ya la desilusión por pasar un año mas por Madrid sin decir nada. Y no lo dijo.  Astifino salió el colorado segundo, que cantó su mansedumbre desde el caballo. Le quiso dar distancia Miguel Ángel Perera para aprovechar la inercia del viaje, pero a partir del tercer muletazo, cuando el toro tenía que poner de su parte, aquello ya era otra historia. Acabó todo a menos.Una mole fue el inmenso cuarto con sus 660 kilos a cuestas. Sin emplearse en el peto, se picaron en quites Juli y Perera. Voló con suavidad el capote del Juli por chucuelinas de compás abierto y respondieron con ajustada precisión las gaoneras de Miguel Ángel. Después, el toro de nuevo engañó con una movilidad falsa. Tras dos tandas a derechas mandonas del extremeño, el toro redujo revoluciones. Asomó el moquero verde para sustituir al lisiado sexto tras emplearse en el caballo. Un cambio de rumbo en forma de sobrero con el hierro de Montalvo en busca de un milagro de última hora. Y el milagro no llegó. El animal de la ganadería salmantina no sirvió para nada. Ni para un arrimón ante su falta de celo y condición.

FICHA DEL FESTEJO

Madrid, miércoles 3 de junio de 2015. Corrida de Beneficencia. Lleno de 'No hay billetes'

Cuatro toros de Victoriano del Río y uno de Toros de Cortés (3º), bien presentados, astifinos, cinqueños. De juego manso y descastado. Destacó el encastado primero, que embistió con humillada transmisión. Un sobrero de Montalvo (6º bis), bien presentado, desfondado.

Julián López "El Juli", palmas, palmas y silencio.

Miguel Angel Perera, silencio, palmas tras aviso y silencio.

Lo más