Santoral del jueves, 29 de octubre de 2015

San Narciso

Hoy hacemos memoria de San Narciso. Nace en Jerusalén a finales del siglo I y, desde el primer momento, es educado en la Fe. Los Apóstoles o sus inmediatos sucesores son los que le enseñaron el Evangelio. Cuando es ordenado sacerdote, destaca por su ejemplaridad al vivir su ministerio, que le llevaría a ser Obispo de Jerusalén.

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 16:17

A pesar de ser bastante mayor, Dios le concede un espíritu de juventud y alegría, lo cual hace que impulse el progreso espiritual y humano de los creyentes. Tuvo parte activa en el Concilio de Cesarea, donde se unificó la fecha para celebrar la Pascua. Pero surge la calumnia contra él por tres de sus sacerdotes, envidiosos de su santidad. Tras perdonarles, marcha a vivir en la contemplación, aunque sólo durante ocho años, ya que el arrepentimiento de uno de ellos, hace que vuelva. En este tiempo, donde ya es anciano, Alejandro, Obispo de Capadocia, le ayuda en el gobierno de la Sede Episcopal, sucediéndole a su muerte. También en esos momentos siente una mayor cercanía de sus fieles. Iconografía: Se le representa con la mitra y el báculo episcopal. Otros Santos: Fidel, Eusebia y Jacinta.

Lo más