La prensa española, tras la sentencia, se debate entre la tibieza del Supremo y reconstruir el diálogo

Así vienen los editoriales de los principales periódicos españoles el día después de la sentencia del juicio del 'procés'

La prensa española, tras la sentencia, se debate entre la tibieza del Supremo y reconstruir el diálogo

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 05:17

El día después de la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a los políticos presos catalanes por sedición y malversación, para algunos, con penas que van de 9 a 13 años, en COPE.es analizamos los editoriales de los principales periódicos de nuestro país para conocer qué interpretación hacen de la resolución del Supremo.

La cabecera nacional de Vocento, el diario ABC, titula 'Entre el respeto y la decepción'. Este periódico pone el foco en "la insuficiencia de la norma penal", afirmando que "el orden constitucional está plenamente indefenso ante los ataques del separatismo". ABC, por tanto, incide en que la pena ha sido por sedición, y no por rebelión, debido a una falla en el Código Penal. En este editorial puede leerse que "las instituciones democráticas deben tomar nota de que el Estado tiene que mejorar su defensa legal".

Por su parte, el diario El Mundo carga contra el independentismo y su acción el 1-O de 2017. Titula: 'Ni impunidad ni desmemoria: el golpe fue real y las penas deben serlo'. Asimismo, interpela al Tribunal Supremo por su sentencia y exige que, al menos, las penas se cumplan: "Lo que todos vimos en aquellos días fue el ataque orquestado por los dirigentes de la Generalitat contra la Constitución, que fue derogada y sustituida por una inicua Ley de Transitoriedad en el Parlament para alumbrar un régimen alternativo de poder arbitrario."

Asimismo, en el editorial de La Razón'Un fallo unánime que no contenta a nadie', en el que ponen el foco en la negativa acogida por parte de independentistas y algunos constitucionalistas de la decisión del Supremo. De la misma manera, interpreta lo que para este diario son contradicciones en las que incurriría el fallo. Puede leerse: "Causa perplejidad una sentencia que primero admite la existencia probada del componente de violencia, para, a continuación, desestimar la condena por rebelión (...). Que el Rey tuviera que comparecer para trasladar la absoluta certeza de que el Estado defendería la democracia demuestra que en Cataluña había algo más que un problema de orden público".

En el diario El País titulan su editorial 'Cataluña ante sí misma', y optan por defender el fallo del Supremo: "La sentencia dictada resulta de la aplicación de las leyes en un Estado de derecho, no de un juicio parcial ni de una venganza".

Entre los periódicos de Cataluña, en La Vanguardia, su editorial 'Más allá de la sentencia', se posicionan empatizando con los políticos presos. "La circunstancia es muy penosa para los condenados, también para sus familiares y allegados, lo cual abona la empatía popular. He aquí algo comprensible. Al poco de trascender la sentencia, rubricada de forma unánime por los siete miembros del tribunal, se produjeron numerosas muestras de apoyo a los políticos independentistas en las calles, carreteras y nudos de comunicaciones de Catalunya, con especial afectación del aeropuerto de El Prat. Este tipo de protestas, que duraron todo el día, propiciaron incidentes, con cargas policiales y heridos. Las entidades independentistas planean otras protestas para días venideros. Como decíamos, son acciones comprensibles al calor de la sentencia, pero que no resolverán los problemas comunes.", puede leerse en su editorial.

Finalmente, nos fijamos en el otro importante diario regional catalán, El Periódico de Catalunya. En este, titulan 'La hora de la política', y apuestan por el entendimiento entre el Gobierno de España y el de la Generalitat, antes que hacer hincapié en la sentencia y sus diversas lecturas. "Cabe exigir que en estos días de emociones a flor de piel no se dé ningún paso irreversible y que todas las partes entiendan que el conflicto corre el riesgo de cronificarse si no se actúa con altura de miras."

Lo más