Opinión | "Una cosa es predicar y otra dar trigo", por Cesar Aja

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 09:59

Este viejo dicho puede aplicarse en muchas circunstancias de la vida y especialmente de la que corresponde a la actual vida política. Es sorprendente el aprovechamiento y el oportunismo político de algunas formaciones que  después de haber cogobernado, pues raramente han sido capaces de obtener por sus propios medios el respaldo de los ciudadanos de la circunscripción en la que se presentan, y no haber contribuido en nada a solucionar las demandas de sus vecinos, cuando ya no participan de ningún gobierno, revindican y proclaman la solución de problemas que aun siendo cierto su enquistamiento no es menos cierto que en ningún momento han realizado ninguna petición ni oral ni escrita demandando su solución. Siempre ha existido una posición clara e inequívoca de los responsables municipales y colectivos ciudadanos, en lo concerniente a la liberación del Muelle Viejo de Viveiro y la apertura de este espacio a la ciudadanía, posición no obstante que debe ser respetuosa con los derechos de los concesionarios y de las instituciones responsables de estos espacios. En varias ocasiones y en foros distintos al municipal se ha debatido esta cuestión, precisamente la Senadora Mª del Carmen Gueimunde realizó el 16 de junio de 2011 una propuesta en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Senado, instando al gobierno a dar una solución a esta área, propuesta rechazada por el grupo socialista e ignorada por el representante del BNG, puesto que ni siquiera asistió a la mencionada Comisión,  incluso este mismo año se ha realizado un excelente concurso de ideas, donde se aportaron soluciones vanguardistas, imaginativas,  innovadoras y audaces que ponen de relieve quien se ha preocupado y preocupa con su gestión en darle una solución a este enclave urbano y quién trata de aprovechar cualquier situación para obtener rentabilidad política demostrando su incapacidad de dar solución a los asuntos ciudadanos siendo su única respuesta el molestar y movilizar a los mismos. Movilización que no se ha producido ni se ha  aplicado el mismo criterio con el hundimiento del barrio de O Celeiriño al que han tenido en el más absoluto olvido e incomunicado durante 4 años. No pueden eliminarse los galpones del muelle si previamente no se han caducado las concesiones existentes y no pueden rescatarse las concesiones sin que exista un proyecto para ello. A día de hoy Portos de Galicia, cuenta por primera vez con un proyecto de ejecución la cual asciende a una cantidad próxima al medio millón de euros, proyecto en el que se respeta la conocida casa de Portos y la creación de 323 plazas de aparcamiento. Esto es lo real y lo único existente en este momento, puesto que los tan cacareados  3,5 millones de euros que en teoría se iban a invertir en hacer lo mismo que ahora pretende hacer Portos, por la séptima parte, no tenían reflejo en ninguna partida presupuestaria, ni daba respuesta al objetivo final y lógico para esta zona, como es un aparcamiento subterráneo y una zona ajardinada en superficie que humanice el entorno donde está enclavado. El ayuntamiento de Viveiro siempre ha mantenido una excelente relación con Costas del Estado y Portos de Galicia, tal y como lo demuestran la multitud de obras y de concesiones existentes en el municipio que reflejan  nítidamente esa buena relación. Si en la actualidad esas relaciones están tensas habrá que preguntarles a los cogobernantes y responsables locales del PSOE y BNG,  el por qué han perdido varias concesiones, el por qué amenazan y denuncian a los representantes de ambas instituciones y el por qué han llegado a un grado de crispación y de enfrentamientos que lo único que han logrado y que logran es perjudicar a los administrados vivarienses. El representante en Viveiro del BNG, Sr. Fraga, hace como el escudero de Guadalajara, de lo que promete a la noche no hay nada a la mañana. Poco fiable debe de ser un grupo y un Sr. cuando su propio socio de gobierno le echa a cajas destempladas y le acusa de dilapidar los dineros municipales, poco fiable es aquél que apoya el terrorismo no condenando los atentados de Resistencia Galega y que jalea a los excarcelados de ETA, como consecuencia de la reciente sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Como la esperanza es lo último que se pierde, yo la tengo en que el Sr. Fraga y su grupo lleguen a hacer algo tangible y positivo por Viveiro y no a dedicarse a la pandereta, a la algarada y a enfrentarse con el resto de las Instituciones.   César Aja Mariño Concejal y Pte. Comité Local del PP de Viveiro.

Lo más