Día Internacional de los pueblos indígenas

Cáritas pide que se reconozca su identidad a los pueblos indígenas

Hoy, sábado 9 de agosto, se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, una fecha establecida por las Naciones Unidas para recordar la riqueza histórica, cultural y humana de estas comunidades, y para exigir que se respeten sus derechos, sus territorios y, sobre todo, su dignidad.

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:32

Cáritas Española, uno de cuyos ejes prioritarios de intervención en el ámbito de la ayuda al desarrollo es el trabajo con las comunidades indígenas más vulnerables y excluidas, se suma a estas reivindicaciones y pide a los Gobiernos, a los organismos internacionales y, sobre todo, a los ciudadanos de los países donde viven estos pueblos desde tiempo ancestral, que reconozcan y protejan su identidad, que tanto aporta a la diversidad social de todo el mundo.Víctimas de la codicia y el desinterés político Cáritas lleva a cabo diversos proyectos de cooperación fraterna con distintas comunidades indígenas de Brasil, Ecuador, Camboya, Bolivia y Bangladesh, países donde se vulneran sus derechos tanto por la codicia de las grandes multinacionales como por el interés económico o la indiferencia política de sus propios Estados. El principal derecho vulnerado de estos pueblos es el de la propiedad de la tierra: en muchos casos, las comunidades indígenas han sido expulsadas de los territorios en los que vivían desde hace generaciones y, en otros, son objeto de discriminación en el acceso a sus propias tierras, en beneficio de los intereses de empresas extractivas o productoras de biocombustibles, por ejemplo.Cáritas en la Amazonía En los últimos años, Cáritas Española ha centrado su actividad en las comunidades de la región amazónica, donde lleva a cabo proyectos de seguridad alimentaria, salud, educación, fortalecimiento organizativo de la comunidad o desarrollo rural integral. Todas las intervenciones que se impulsan en la Amazonía se basan en el modelo de agricultura sostenible, caracterizados por el uso de productos naturales y técnicas indígenas tradicionales, el respeto el ecosistema –tan importante para las comunidades indígenas-- y la preservación del medio ambiente para las próximas generaciones.Plan de Apoyo a los Pueblos Indígenas Un buen ejemplo del trabajo de Cáritas Española en esta región es el “Plan de Apoyo a los Pueblos Indígenas”, un proyecto que se viene acompañando desde el año 2006 enla Amazonía brasileña, en colaboración con el Consejo Indigenista Misionero (CIMI). Los objetivos de este Plan son fortalecer el desarrollo comunitario de las poblaciones vulnerables que viven en las provincias de Amazonas y Roraima, y proteger sus tierras y su entorno natural.  Para ello, a través de las actividades incluidas en este proyecto se promueve la formación jurídica y política de los líderes indígenas y la sostenibilidad económica de la comunidad, además de impulsar acciones de sensibilización para dar a conocer al resto de la sociedad brasileña la situación de los pueblos indígenas. Luis Ventura, misionero laico de la Consolata, vinculado al CIMI y que trabaja en la Pastoral Indigenista de la Diócesis de Roraima, explica cuál es la labor de estos misioneros que apoya Cáritas Española: “Nuestro trabajo está centrado en la proximidad con las personas vulnerables a las que acompañamos, ya que vivimos junto o dentro de las comunidades y trabajamos en lo cotidiano; pero también en la incidencia en los más altos niveles políticos, ya sean nacionales o internacionales”.Ese es, a su juicio, el “valor diferencial” del trabajo de la Iglesia junto a los pueblos indígenas. “Hasta el día de hoy, la Iglesia ha sido el principal aliado y defensor de estas comunidades en todo el país; ha estado con ellos en las alegrías y en los sufrimientos; en las celebraciones y en las persecuciones”, concluye. 

Lo más