Marruecos juega otra vez al vecino incómodo

La nueva ministra de Exteriores se estrena con un viaje a Marruecos dos días después de que este país ampliara unilateralmente sus fronteras marítimas

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 02:57

Arancha González Laya, la nueva ministra de Exteriores, se estrena con un viaje a Marruecos dos días después de que el Parlamento de este país ampliara unilateralmente sus fronteras marítimas con aguas que pertenecen a Canarias. El reino alauita asegura que su motivación es de política interna: afirmar su soberanía sobre el Sáhara Occidental, pero es indudable que hay también razones económicas. De forma especial se ve afectada la zona sobre la que España ha solicitado a la ONU extender su zona marítima para explotar los recursos minerales encontrados en un volcán submarino.

Aunque Marruecos declara públicamente su respeto a la legalidad internacional, esto no es lo que dicen sus hechos. Ni siquiera está todavía resuelta la cuestión de la soberanía que dejó abierta la retirada española del Sáhara en 1975. A esto se añade que Rabat tiene el poder de abrir o cerrar el grifo de los flujos migratorios y ha demostrado gran maestría en la utilización de esta herramienta de presión con el Gobierno español. González Laya, diplomática experimentada, tendrá hoy ocasión de mostrar su capacidad de nadar y guardar la ropa. Pero como antigua alta funcionaria de la ONU sabrá también ser prudente y a la vez firme frente a las pretensiones del vecino y aliado del sur, al que a veces conviene recordar que entre países amigos no son aceptables las políticas de hechos consumados.

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar