• Sábado, 15 de junio 2024
  • ABC

COPE

El terremoto de Marruecos, un desastre ocasionado por la sorpresa y la falta de medios: "La gente se ahoga"

Miles de fallecidos y pueblos borrados del mapa han sido solo algunas de las consecuencias del temblor que, de haber tenido mejores edificaciones, se habrían minimizado los daños

Audio

Patricia Blázquez Serna
TwitterRedactor de COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:27

Pueblos, aldeas y lugares del Alto Atlas han desaparecido como si nunca hubieran existido en el mapa. El terremoto de magnitud 6,8 que golpeó el país, que se ha saldado ya casi 3.000 vidas y más de 5.500 heridos, ha sido el más fuerte registrado, por encima incluso del temblor del año 2003.

Más de una semana después, los equipos de emergencia y los vecinos continúan con las labores de rescate, todavía con la esperanza de encontrar supervivientes entre los escombros y las enormes montañas de arena que antes habían sido las viviendas de muchos habitantes de la zona. En este caso, el problema no solo ha sido el terremoto principal y las más de 25 réplicas que se generaron después, sino también por las construcciones, precarias y poco preparadas para temblores de este tipo, lo cual también explica el elevado número de víctimas mortales.

El doctor ingeniero de Edificación del Laboratorio de Ingeniería Estructural Sostenible-SES-Lab de la Universidad de Granada, Ignacio Arto, ha explicado a COPE que uno de los mayores problemas a los que se ha tenido que enfrentar Marruecos ha sido la falta de accesibilidad debido a los destrozos estructurales y la falta de medios. "Los equipos de emergencia no pueden llegar, la población está completamente desatendida y esa gente no se va a recuperar en 30 años o 40 años", ha señalado. En ciudades como Granada o Málaga, por ejemplo, hay equipos de ingenieros y arquitectos que, en el caso de que hubiera un terremoto de estas características, "sin que nadie les avise, ellos saben qué edificios tienen que revisar y qué informes tienen que reportar". Así las cosas, la ciudad estaría "evaluada técnicamente" en unas 24 horas.

El terremoto de Marruecos, un desastre ocasionado por la sorpresa y la falta de medios en el país

Viviendas débiles y materiales no preparados

¿Qué ha ocurrido en Marruecos? No solo es un asunto económico, sino que las viviendas "son más débiles", así como también los materiales. "No están para aguantar ningún tipo de esfuerzo", ha apuntado.

"Los edificios en Marruecos están construidos con unos ladrillos duros, de tierra cruda, que mucha gente llama adobe", ha explicado. Al fin y al cabo, hablamos de tierra endurecida y comprimida, pero no compacta del todo. "Cuando se cae el muro sobre la gente, si se cae la casa encima, ese material tan terroso se deshace y se forma una montaña de tierra con la gente de abajo sepultada. La gente ahí se ahoga en un minuto", ha argumentado. De ocurrir en España, donde los muros son de ladrillo, se forman trozos, se caen unos con otros, pero siempre quedaría espacio. "Hay trozos bajo los que te puedes quedar atrapado, pero el aire circula, tú puedes respirar, puedes sobrevivir porque queda espacio libre. En un muro con tierra, cuando se cae, se desmorona como tierra que es", ha agregado.

De hecho, y precisamente para evitar catástrofes como la que ha ocurrido en la zona del Alto Atlas en Marruecos, Arto y su equipo trabajan e investigan para "mejorar este tipo de construcciones, colando disipadores y trabajamos en mejorar esos edificios antiguos hechos con adobe", ha agregado.

¿Cómo son los edificios de los países propensos a sufrir temblores?

Japón o Chile, por ejemplo, son dos países donde los terremotos de altas intensidades son relativamente frecuentes. Es por ello que se vieron obligados a reforzar sus estructuras y materiales para convivir de la mejor manera posible con estos acontecimientos naturales. Allí las estructuras, por lo tanto, "funcionan de una manera distinta", ha apuntado el ingeniero.

Ignacio Arto ha señalado que en Japón, por ejemplo, trabajan con estructuras que disipan la energía. Cuando hay un terremoto, esta estructura entra en el edificio por la cimentación. "En ese punto, el edifico se desconecta del suelo y esa energía no penetra, y, por lo tanto, no le afecta". Además, ha señalado que son edificaciones "muy flexibles" y ha utilizado un símil para explicarlo: "Japón tiene la forma de enfrentarse a los terremotos como la que tiene un junco, que en la ribera de un río lo puedes mover mucho, agitar, pero como es muy flexible, se moverá mucho, pero no se cae".

Audio


En España, por su parte, hace años que las estructuras se construyen bajo normativas sismorresistentes, que se han ido actualizando con el paso del tiempo. "Se pide que los edificios tengan respuestas potentes y seguras" y se prevé que dentro de poco se apruebe una nueva normativa.

Aun así, ha celebrado que aquí se construye muy bien y ha abordado el desastre de la ciudad de Lorca, en Murcia: "El problema que hubo y que podemos tener en cualquier ciudad no es que se caiga un edificio y aplaste a la gente dentro. Eso es complicado, se van a deformar. En el caso de que haya un terremoto como el de Marruecos aparecerán roturas o fisuras, pero no se caerá". Como orden menor, ha dicho, sería el alcance ce piezas. El hecho de que se pueda caer "un antetecho, un trozo de una cubierta. Ahí es donde fallece gente".

Audio


Aun así, ha reiterado que los edificios, en nuestro país y bajo estas nuevas normativas, muy difícilmente podrían venirse abajo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar