ANIVERSARIO ELS ALFACS

La Ràpita y Alcanar reclaman soluciones en N-340 en 40 aniversario Els Alfacs

Sant Carles de la Ràpita (Tarragona), 11 jul (EFE).- Los ayuntamientos de Sant Carles de la Ràpita y Alcanar han reclamado hoy soluciones en la N-340 con motivo de los 40 años de la tragedia del cámping Els Alfacs, donde un camión cargado de propileno hizo explosión y provocó 215 muertos, en su mayoría turistas.,Ambos consistorios han suscrito hoy un comunicado conjunto en recuerdo de las 215 víctimas mortales, los 70 heridos de gravedad y todas sus familias, que sufrieron las "aciagas consecuen

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:44

Los ayuntamientos de Sant Carles de la Ràpita y Alcanar han reclamado hoy soluciones en la N-340 con motivo de los 40 años de la tragedia del cámping Els Alfacs, donde un camión cargado de propileno hizo explosión y provocó 215 muertos, en su mayoría turistas.

Ambos consistorios han suscrito hoy un comunicado conjunto en recuerdo de las 215 víctimas mortales, los 70 heridos de gravedad y todas sus familias, que sufrieron las "aciagas consecuencias" del accidente en que un camión cargado de propileno deflagró mientras transitaba por la antigua N-340, el 11 de julio de 1978.

Los dos ayuntamientos recuerdan que a día de hoy la N-340 "continúa con problemas", tanto de mantenimiento de la vía como de saturación por el elevado volumen de tráfico.

Por ello, reclaman al Gobierno central que "implemente de una vez por todas soluciones al problema vial de la N-340 en el tramo de las Tierras del Ebro, que perjudica gravemente a la ciudadanía rapitense, alcanarense y ebrense".

Asimismo, los dos ayuntamientos recalcan que la tragedia se habría podido evitar "si las reclamaciones de la ciudadanía hubieran sido escuchadas y el Estado hubiera desviado la N-340 del interior de los municipios de La Ràpita y de Alcanar con anterioridad".

Ambos agradecen a los servicios de emergencias, médicos y forenses las ingentes tareas efectuadas, así como a los supervivientes y a toda la ciudadanía, en general, tanto de La Ràpita y de Alcanar, como de los pueblos vecinos de Amposta, Tortosa y Vinaròs, "que se volcaron ofreciendo todo el apoyo y la ayuda que estaba en sus manos para facilitar los trabajos de rescate y de acogida a las familias".

También reconocen a la familia Gianni-Masià, propietaria del cámping Els Alfacs, "el esfuerzo, la vitalidad, la fuerza, la tenacidad y el empuje que han demostrado durante estos 40 años para no desfallecer, a pesar de las dolorosas consecuencias de aquella nefasta tragedia, y para recomponer, rehacer y renovar" el cámping.

Lo más