Los niños italianos que no estén vacunados no podrán ir al colegio

Italia aplica la ley sobre vacunación obligatoria hasta los 16 años para el acceso a guarderías, jardines de infancia y escuelas

Imagen de recurso

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:18

A partir de esta semana se aplica plenamente en Italia la ley sobre la vacunación obligatoria hasta los16 años para el acceso a guarderías, jardines de infancia y escuelas. 

Estos significa que se prohibirá la entrada en los colegios a los niños de 0 a 6 años cuyos padres no demuestren que están vacunados. 

La semana pasada el líder de la ultraderechista Liga y vicepresidente del Gobierno italiano, Matteo Salvini, se ponía del lado de las familias que no vacunan a sus hijos y se enfrentaba  a la ministra de Sanidad, Giulia Grillo, del antisistema Movimiento Cinco Estrellas, su socio en el Ejecutivo. 

Salvini enviaba una carta a la ministra para pedirle un decreto-ley urgente que permita a los niños no vacunados de entre 0 y 6 años seguir en la escuela y guarderías. 

El anterior Gobierno del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) obligó por ley a que los padres inmunizaran a sus hijos con diez vacunas y estableció que a partir de 2018 los niños que no estuvieran vacunados no podrían entrar en las escuelas. 

Pero el actual Ejecutivo, formado por la Liga y el Movimiento Cinco Estrellas, incapaz de ponerse de acuerdo, aprobó en septiembre ampliar el plazo de esta prohibición  para que los padres se pusieran al día con sus hijos. 

La obligatoriedad de las vacunas en los menores es un debate muy polémico en Italia y que se abre continuamente por los preocupantes casos que van saliendo.

Hace unas semanas, un niño de ocho años que acababa de superar una leucemia no pudo volver a la escuela porque aún estaba débil y varios compañeros de su clase no estaban vacunados, por lo que los médicos temían contagios. 

La ley Lorenzin intentaba frenar una situación alarmante, ya que en 2017 se registraron 5.402 casos de sarampión en Italia -y 4 muertes- frente a los 862 del 2016, según la Organización Mundial de la Salud. 

Lo más