GOBIERNO SÁNCHEZ (Previsión)

El Gobierno buscará apoyo nacionalista a presupuestos tras pacto con Iglesias

El Gobierno está satisfecho de los acuerdos a los que llegaron ayer el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para intentar sacar adelante los presupuestos de 2019, pero consciente de que ese apoyo no es suficiente, buscará el respaldo de todos los partidos nacionalistas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 16:32

El Gobierno está satisfecho de los acuerdos a los que llegaron ayer el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para intentar sacar adelante los presupuestos de 2019, pero consciente de que ese apoyo no es suficiente, buscará el respaldo de todos los partidos nacionalistas.

Ha sido la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, quien en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, ha valorado el encuentro de ayer entre Sánchez e Iglesias y ha asegurado que ambas partes van a trabajar en las diversas medidas sociales y fiscales sobre las que hablaron.

Si se concreta ese acuerdo, Podemos dará su apoyo a los presupuestos, un respaldo que no es suficiente para que las cuentas del Estado del año que viene salgan adelante.

Celaá ha reconocido que su aprobación requerirá de "algunos votos más" y por ello ha garantizado que el Gobierno hablará con todas las fuerzas políticas.

Ante una pregunta expresa sobre la posibilidad de que contacte también para ello con los partidos nacionalistas, ha confirmado que lo hará con todos los partidos catalanes con representación en el Congreso.

Tras ratificar la intención de enviar a Bruselas antes del 15 de octubre el plan presupuestario del Gobierno, ha planteado que los grupos del Congreso busquen "fórmulas alternativas" para tramitar de manera urgente la modificación de la ley de Estabilidad, una opción que ha sido rechazada por la Mesa de la Cámara Baja.

Celaá ha señalado que el Gobierno tiene "una opinión muy negativa" de la decisión del órgano del gobierno del Congreso para modificar de forma urgente esa ley con el fin de evitar que el Senado tenga poder de veto.

La portavoz del Gobierno ha eludido pronunciarse sobre los anuncios de cambios fiscales avanzados ayer por Iglesias y ha recordado que el Ejecutivo ya trabaja en diversas medidas para lograr una fiscalidad más justa y sin imponer cargas adicionales a la clase media y trabajadora.

Iglesias habló ayer de cogobernar desde el Parlamento, y al plantearle si eso podría suponer que durante la legislatura el Gobierno pudiera incorporar a algún ministro de este partido, Celaá lo ha descartado.

"El Gobierno gobierna desde el Gobierno que está constituido y tiene vocación de seguir siendo el Gobierno constituido hasta el final", ha asegurado.

Sí ha apelado a la corresponsabilidad de los partidos que están en el Parlamento para ayudar a la gobernación.

La portavoz ha asegurado que está "absolutamente descartado" que el jefe del Ejecutivo pueda adelantar las elecciones generales para hacerlas coincidir con las andaluzas, que a su vez podrían adelantarse.

"La ciudadanía necesita de la labor de este Gobierno y está entendiendo la labor que estamos llevando a cabo para la mejora de su Estado del bienestar", ha añadido.

En ese contexto se enmarcan medidas debatidas hoy por el Consejo de Ministros como la futura ley de protección frente a la violencia contra la infancia.

Sánchez cumplirá el próximo domingo cien días como presidente del Gobierno, y con ese motivo Celaá ha hecho un balance de la gestión del Ejecutivo en el que ha presumido de haber activado la política española y el diálogo con la Generalitat.

"Nos encontramos una política aletargada inmersa en complicadas situaciones de conflicto y con unas relaciones con Cataluña que estaban muy enquistadas" por la ausencia del diálogo que "era necesario construir de forma paciente y respetuosa", y por la "ausencia de iniciativas para responder a las demandas de la sociedad", ha dicho.

Frente a ello, ha defendido que el Gobierno ha iniciado una nueva etapa de renovación democrática con políticas sociales y europeas, que ha activado el diálogo con todos los sectores, y que ha puesto en marcha medio centenar de medidas, entre ellas 15 reformas legislativas, para situar a España "en el lugar que le corresponde".

Según Celaá, el Gobierno trabaja por blindar el Estado del bienestar con políticas sociales en sanidad y educación, es ecologista, feminista, y quiere "dignificar" la memoria histórica e impulsar un proyecto europeo y común y la lucha contra la xenofobia y el populismo.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Lo más