Urkullu asegura que "en todo momento" ha seguido el derrumbe de Zaldibar y se implementó de inmediato una mesa de crisis

Urkullu asegura que en todo momento ha seguido el derrumbe de Zaldibar y se implementó de inmediato una mesa de crisis

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 20:40

Afirma que es el "peor momento político" de la legislatura

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que, "en todo momento", ha seguido el derrumbe de la ladera de Zaldibar, en el que han resultado sepultados dos trabajadores, y ha recordado que se implementó de inmediato una mesa de crisis. Además, ha apuntado que éste es el "peor momento político de la legislatura".

En una comparecencia pública celebrada en Lehendakaritza, en Vitoria, en la que ha anunciado la convocatoria de elecciones autonómicas para el 5 de abril, Urkullu se ha referido a las críticas que han recibido él y su Ejecutivo por su actuación ante el deslizamiento de tierras en un vertedero el pasado jueves en la localidad vizcaína de Zaldibar, para apuntar que desde el primer momento se puso en marcha una mesa de crisis.

"Inmediatamente arbitramos la mesa de crisis, que tuvo un reflejo también con una reunión entre la consejera de Seguridad y el diputado general de Vizcaya en la sede de Interbiak", ha precisado.

El Lehendakari ha aseverado que "en todo momento" ha seguido "puntualmente" lo que estaba aconteciendo y los pasos que tenían que dar desde la mesa de crisis, que "prioritariamente tenía que basarse en la búsqueda y encontrar los cuerpos de las personas desaparecidas, una cuestión de seguridad, también implementada con la seguridad para las personas que estuvieran trabajando en ese cometido".

HABITANTES DE LA ZONA

La segunda cuestión, según ha dicho, era intentar también garantizar las vías de comunicación al conjunto de la ciudadanía. "A partir de ahí, todas las cuestiones de seguridad para los habitantes de la zona, como pueda ser la monitorización, la medición de la calidad del agua, del aire, etc, eran otras de las cuestiones que había que implementar", ha relatado.

Tras apuntar que lo que les preocupa es la búsqueda y, si fuera posible, encontrar los cuerpos de las personas desparecidas, ha afirmado que "todo lo demás vendrá en un trabajo a muy largo plazo".

Asimismo, ha manifestado que él ha estado "permanentemente informado" de todo "y actuando permanentemente en comunicación con cada uno de los consejeros afectados, que son cuatro", también con el diputado general de Vizcaya y el diputado foral de Infraestructuras. Esta misma tarde ha presidido la reunión de coordinación interinstitucional para el seguimiento de las actuaciones en Zaldibar.

En el encuentro ha estado acompañado por Iñaki Arriola, consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda; Nekane Murga, consejera de Salud; Estefanía Beltrán de Heredia, consejera de Seguridad; Jon Azkue, viceconsejero de Trabajo y Seguridad Social (en representación de la Consejera María Jesús San José); Elena Moreno, viceconsejera de Medio Ambiente; Josu Zubiaga, viceconsejero de Seguridad; Unai Rementeria, diputado general de Vizcaya; Imanol Pradales, diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial; y José Luis Maiztegi, alcalde de Zaldibar; Juan Carlos Abascal, alcalde de Ermua; y Miguel de los Toyos, alcalde de Eibar.

ESTABILIZACIÓN DEL DERRUMBE

El jefe del Ejecutivo vasco ha señalado que, "desde el jueves hasta hoy, la prioridad era una". "A partir de hoy ya empezamos con lo que, además de una mesa de crisis, sea también el soporte de una comisión técnica, que analice cómo hemos de proceder ya en el inmediato futuro", ha añadido.

En este sentido, ha recordado que han sido viceconsejeros, el director de URA y director de Osalan quienes han estado presentes en el lugar, que son los que, "entendiendo de la cuestión, tienen que arbitrar las medidas para los trabajos de los equipos técnicos".

"No se trata de estar por estar. Se trata de que seamos operativos, de fijar siempre las prioridades y eso está desde el primer momento, desde el jueves a primera hora de la tarde, desde que conocimos las circunstancias del derrumbe de Zaldibar", ha declarado.

Aunque ha reconocido de físicamente no ha estado en el lugar, ha aseverado que ha estado "desde el primer minuto siguiendo en directo el tema", para añadir que responsables del Gobierno vasco han estado con las familias de los dos trabajadores desaparecidos. "¿Alguien puede pensar que no he sido conocedor de ello?", ha preguntado.

Cuestionado por si ha sentido la necesidad de desplazarse a Zaldibar para interesarse por lo que ha ocurrido con el desprendimiento, el Lehendakari ha respondido que no "por las campañas que se hagan en twitter".

El jefe del Ejecutivo vasco ha asegurado que intenta "deslindar" su presencia en el lugar de los hechos de la mera "escenificación" en "catástrofes naturales, sucesos fatales, fatídicos" o accidentes laborales.

"ENCONO POLÍTICO"

Asimismo, ha manifestado que el peor momento político de la legislatura es cuando el "encono político lleva a perder la esencia de lo que es la vida política, que tiene que ser la de resolver los problemas de los ciudadanos mediante el diálogo", en referencia a las críticas que han recibido él y su Gobierno.

"Cuando se han dado este tipo de dinámicas y de actitudes, son los peores momentos en los que yo he vivido, y he vivido momentos malos, como todos y cada uno de nosotros que conformamos el Gobierno, en situaciones que a cada uno personalmente política o socialmente nos hayan podido afectar", ha explicado.

En este sentido, ha manifestado que, como responsable político e institucional, "el peor momento es aquel en el que ese encono hace perder la esencia de lo que es la vida de la política". "Y el peor momento es en este momento, con lo que está sucediendo en Zaldibar", ha manifestado.

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar