Boletín

Una Semana Santa eclipsada por primera vez por unas generales

Los partidos arrancan su primera semana de campaña electoral envueltos en una semana santa que condiciona muchos de los actos previstos

Una Semana Santa eclipsada por primera vez por unas generales

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 00:23

Las circunstancias este 2019 han querido que Pedro Sánchez anunciara la fecha para las elecciones generales el 28 de abril, lo que significa que la jornada de arranque oficial de la campaña electoral coincidiera con el día antes de que lo haga la Semana Santa en todo el país. Esto va a provocar que esa primera semana de campaña esté muy marcado por las fiestas, como es el caso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que comenzó el pasado jueves sus actos en Dos Hermanas y continuó por toda la zona de Levante. A partir del Jueves Santo el candidato del Partido Socialista mantendrá precisamente un perfil bajo teniendo actos en ciudades como País Vasco, Comunidad Valenciana y Cataluña, precisamente comunidades autónomas con menor masificación y cultura respecto a las procesiones.

Por contra, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, hará lo contrario y centrará la campaña electoral esas jornadas tanto en Málaga, Sevilla, Granada y Lorca, ciudades con mucha más marcada afluencia turística con respecto a las fiestas, más si cabe específicamente en el jueves y viernes santo.

Precisamente tanto Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, respectivamente, habían anunciado que asistirían al traslado del Cristo de la Buena Muerte el próximo Jueves Santo y que protagoniza de manera emblemática la Legión. Un acto muy visitado al que acuden gran cantidad de turistas y malagueños, ya que es uno de los momentos estelares de los actos religiosos que protagonizan los días festivos de la Semana Santa. Tras desembarcar en el puerto de la ciudad, portan la talla del Cristo mientras cantan su himno, "El novio de la muerte".

Sin embargo, el hermano mayor de la Congregación de Mena ha pedido por carta a los tres candidatos a la Presidencia del Gobierno que, dada la proximidad de la jornada electoral, no acudan a la procesión y eviten convertirla en "escaparate político". Una petición que los tres líderes políticos han aceptado y anunciado que no asistirán al acto.

Lo más