DEBATE CATALUÑA

Sànchez rechaza convertirse en "mártir": "No quiero ser Bobby Sands catalán"

El presidente del grupo parlamentario de JxCat, Jordi Sànchez, preso en la cárcel de Lledoners (Barcelona), ha rechazado hoy convertirse en un "mártir" con su huelga de hambre: "No quiero ser el Bobby Sands catalán".,"No es un acto de irresponsabilidad. No nos hemos vuelto locos, no nos vamos a inmolar. La huelga de hambre es una protesta muy protocolizada y seguiré este protocolo. Para hacer bien una huelga de hambre no hay que improvisar", ha asegurado en una entrevist

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:15

El presidente del grupo parlamentario de JxCat, Jordi Sànchez, preso en la cárcel de Lledoners (Barcelona), ha rechazado hoy convertirse en un "mártir" con su huelga de hambre: "No quiero ser el Bobby Sands catalán".

"No es un acto de irresponsabilidad. No nos hemos vuelto locos, no nos vamos a inmolar. La huelga de hambre es una protesta muy protocolizada y seguiré este protocolo. Para hacer bien una huelga de hambre no hay que improvisar", ha asegurado en una entrevista a RAC 1 concedida desde la cárcel.

Sànchez ha dado a entender que no llegará a los límites, por ejemplo, de Bobby Sands, el norirlandés que fue miembro del IRA Provisional y que falleció en 1981 tras 66 días en huelga de hambre: "No quiero ser el Bobby Sands catalán".

"Haré la huelga hasta que considere que la tengo que hacer. No me he puesto ni un mínimo ni un máximo. Tengo que ver cómo me encuentro. Y no añadiré nada más porque le quiero quitar dramatismo a este hecho. El riesgo de hacer pornografía es muy alto", ha señalado.

El ejercicio de la huelga de hambre, ha afirmado, "comporta un respeto absoluto" tanto por "el preso que decide seguirla como por los que no lo hacen".

"Los siete presos de Lledoners y las dos presas políticas estamos juntos en esto. Todos firmamos el manifiesto, pero es decisión personal de cada uno hacerla o no hacerla. Y pido a la sociedad catalana que sea muy respetuosa", ha añadido.

Sànchez ha pedido que no se considere como "unos héroes" a los presos en huelga de hambre ni se acuse de "falta de valentía" a los que no la sigan, y ha recalcado que en esto todos los que se encuentran en prisión preventiva van "a la una".

También ha pedido a la gente que "ahora no se ponga a hacer huelgas de hambre" en solidaridad con ellos y ha asegurado que no piensa pedir el indulto si es condenado.

"Quiero ser realista y no alimentar el martirologio. Nadie se pasará 10 años en la cárcel", ha remarcado Sànchez, que ha comentado que no le gustó "en absoluto" la acción de Arran en la que lanzaron pintura amarilla al portal de la casa del juez Pablo Llarena en Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Por otra parte, ha dicho vivir "con tristeza" la "división" entre los partidos independentistas y ha opinado que los "errores cometidos" tras el 1-O "solo se explican por esta desconfianza y tacticismo".

Lo más