SENTENCIA PREVARICACIÓN

El PSOE pide prudencia al PP porque la sentencia de De la Riva no es firme

El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Valladolid, Pedro Herrero, ha pedido al PP, que está "exultante" con la absolución del exalcalde Javier León de la RIva, un poco de "prudencia" porque la sentencia no es firme, al tiempo que demuestra el "tipo de alegrías" con las que se contenta el PP.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:22

El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Valladolid, Pedro Herrero, ha pedido al PP, que está "exultante" con la absolución del exalcalde Javier León de la RIva, un poco de "prudencia" porque la sentencia no es firme, al tiempo que demuestra el "tipo de alegrías" con las que se contenta el PP.

Herrero ha indicado que el Ayuntamiento ha hecho "lo que tenía que hacer", que era defender los interés públicos, y ha indicado que, según sus palabras, la sentencia reconoce que se cometió un delito de falsedad documental por imprudencia grave, pero que, al haber prescrito, queda absuelto.

El portavoz socialista ha pedido "un poco de prudencia" al PP ante una sentencia que no es firme y ha añadido: "Que en el PP vayan festejando que el exalcalde que ya fue condenado en su día no vaya de momento a la cárcel indica con qué tipo de alegría se contenta en este momento el PP".

Y ha advertido de que si la Corporación actual no hubiera anulado esas cartas de conformidad por las que ha sido juzgado, el daño para Valladolid hubiera sido "irreparable":

La Audiencia Provincial de Valladolid ha absuelto al exalcalde Javier León de la Riva, quien había sido acusado de tres delitos de prevaricación en concurso con un delito de falsedad documental, han informado a Efe fuentes jurídicas.

La sentencia también absuelve a los exconcejales Manuel Sánchez y Alfredo Blanco, juzgados por el mismo caso, para los que la acusación pública demandaba tres penas de ocho años de inhabilitación especial para el cargo de concejal por tres delitos de prevaricación administrativa que atribuyó a cada uno de los dos exediles.

Las acusaciones pública y particular se centraron en que el exregidor supuestamente suscribió tres "comfort letter" -cartas de conformidad-, sin pasar por los órganos municipales correspondientes para su autorización, destinadas a avalar el soterramiento del ferrocarril de la ciudad.

Lo más