JUICIO ASESINATO

Psiquiatras de la defensa mantienen que acusado actuó bajo un brote psicótico

                Los dos psiquiatras que han elaborado un informe a petición de la defensa sobre la salud mental del acusado de asesinar a una bebé y de tratar de matar a su madre mantienen que el procesado es esquizofrénico, actuó bajo una brote psicótico agudo y una idea delirante, y tenía sus facultades anuladas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:24

 Los dos psiquiatras que han elaborado un informe a petición de la defensa sobre la salud mental del acusado de asesinar a una bebé y de tratar de matar a su madre mantienen que el procesado es esquizofrénico, actuó bajo una brote psicótico agudo y una idea delirante, y tenía sus facultades anuladas.

Este diagnóstico contrasta con el que hasta ahora han hecho los psiquiatras que trataron al acusado en el Hospital de Santiago de Vitoria el día de los hechos, el 25 de enero de 2016, y el posterior; el que le ha visto en prisión, así como los psiquiatras y psicólogos de la Unidad de Valoración Forense Integral que a petición del juzgado valoraron al procesado.

Ayer estos especialistas que declararon en el juicio con jurado que se sigue en la Audiencia de Álava por estos hechos concluyeron que el procesado, Daniel, un profesor de saxofón natural de Sevilla, no sufre una esquizofrenia paranoide ni otra patología mental, aunque uno de ellos admitió que pudo haber sufrido un "brote psicótico" por consumo de cannabis.

El acusado ha reconocido en el juicio que lanzó por la ventana a la bebé Alicia, de 17 meses, que actuó "enajenado" porque vio en la pequeña la "semilla del mal" y él, como "trabajador de luz" que era, debía proteger a la humanidad frente a la oscuridad. La madre, Gabriela, a la que había conocido semanas antes por internet, mantiene que las atacó porque se negó a tener relaciones sexuales con él y eso le "tocó el orgullo".

Tanto los ertzainas que acudieron al lugar y lo detuvieron, como el primer médico que lo atendió sobre las cinco de la mañana en urgencias del Hospital de Santiago, que ha declarado hoy, han negado que el acusado les trasmitiera ideas delirantes.

A pesar de este testimonio la Fiscalía ha mantenido hoy su petición de prisión permanente revisable para el acusado por un delito de asesinato con alevosía y ha elevado a 11 años de cárcel los 9 que solicitaba por el delito de homicidio en grado de tentativa.

Las acusaciones particulares y la popular, que ejerce la Asociación Clara Campoamor, se han adherido a la petición del fiscal.

La defensa ha mantenido la solicitud de eximente completa por enajenación mental y ha pedido que el juez dictamine el tiempo que debería estar recluido en un centro psiquiátrico. Además ha rebajado la tentativa de homicidio sobre Gabriela inicial a un delito de lesiones.

Mañana las partes presentarán sus informes finales. 

Lo más