JUICIO PROCÉS

Huelga de hambre podría dificultar traslado de presos a Madrid, según médico

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona y exdiputado, Jaume Padrós, médico de Jordi Sànchez y Jordi Turull, ha avisado hoy de los "riesgos severos" para la salud que puede conllevar su huelga de hambre y que, eventualmente, podría "dificultar" un traslado a Madrid para el juicio.,Padrós y el letrado Jordi Pina, abogado de ambos dirigentes, han comparecido en rueda de prensa en el Colegio de Periodistas de Cataluña para hacer público el comunicado en el que Sànc

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:14

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona y exdiputado, Jaume Padrós, médico de Jordi Sànchez y Jordi Turull, ha avisado hoy de los "riesgos severos" para la salud que puede conllevar su huelga de hambre y que, eventualmente, podría "dificultar" un traslado a Madrid para el juicio.

Padrós y el letrado Jordi Pina, abogado de ambos dirigentes, han comparecido en rueda de prensa en el Colegio de Periodistas de Cataluña para hacer público el comunicado en el que Sànchez y Turull explican las razones de la huelga de hambre "indefinida" que han iniciado hoy, entre ellas denunciar el "bloqueo" del Tribunal Constitucional a sus recursos de amparo que les impide acceder a la justicia europea.

El médico ha anunciado la constitución de una comisión de expertos, encabezada por el presidente de la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos barcelonés, Josep Terés, junto a un grupo de expertos en "gestión ética, jurídica y de salud" de huelgas de hambre de estas características.

Según ha relatado, Padrós fue requerido esta semana por ambos presos, que le expresaron su voluntad de iniciar la acción de protesta, ante lo que él les expresó su "preocupación" y el "potencial riesgo severo sobre la salud", no solo en una fase avanzada de la huelga de hambre, sino ya desde el propio inicio.

En todo caso, en base a los condicionantes del código deontológico, él se aseguró de que la decisión había sido tomada de forma "individual, razonada y libre de coacciones y presiones".

El facultativo ha considerado que, "desde la Transición, no hay precedentes en España" de una huelga de estas características, ya que "ha habido huelgas de hambre de presos comunes, pero duran pocos días".

"La voluntad de los presos políticos es, de momento, una huelga de hambre indefinida", ha aseverado, en la que únicamente habrá "apoyo de líquidos".

Entre las consecuencias que puede tener una huelga de hambre así, ha apuntado a efectos como "astenia general, cansancio, pérdida de masa muscular, síntomas digestivos, alteración del ritmo del sueño y la vigilia, pérdida del sentido del apetito y pérdida de nutrientes esenciales, con lo cual pueden aparecer síntomas sobre órganos vitales que pueden llevar a complicaciones".

Si bien ha dejado claro que si empiezan esta huelga de hambre es porque no existe "contraindicación" de salud, ya que no podrían iniciarla si sufrieran una "enfermedad grave", ha alertado de que una acción de este tipo puede llevar "al coma o incluso a la muerte". "Esperemos no llegar a esa situación", ha confiado.

Aún así, se ha elaborado ya por ambos presos un "documento de voluntades anticipadas" para "prevenir situaciones en las que eventualmente hubiera pérdida de consciencia o se debiera tomar alguna decisión".

Preguntado sobre si, en caso de alargarse la situación, esto podría condicionar o dificultar su traslado a Madrid cuando empiece el juicio del "procés", Padrós ha admitido que "es obvio que, según cuáles sean las circunstancias, puede ser que eventualmente esto sea una dificultad".

"Pero analizar lo que sucederá de aquí a 15 días se me hace difícil", ha subrayado. "Sabemos cuáles son los pasos y sabemos que no se han descrito casos de supervivencia más allá de mes y medio o dos meses. Son situaciones a las que esperemos, como ciudadano y médico, no llegar, pero es obvio que el riesgo para la salud empezará relativamente pronto".

Lo más