Boletín

EDUARDO ZAPLANA

Hijas de Zaplana compraron propiedades gracias a donaciones, según la G.Civil

Las dos hijas del matrimonio formado por Eduardo Zaplana y Rosa Barceló, María y Rosa Zaplana, compraron varias propiedades inmobiliarias de lujo y vehículos de alta gama gracias a donaciones efectuadas por sus padres y aportaciones desde cuentas manejadas por supuestos testaferros, según la Guardia Civil.,Estas conclusiones forman parte de varios informes elaborados por el grupo de delitos contra la administración de la Unidad Central Operativa (UCO), y se incluyen en l

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:50

Las dos hijas del matrimonio formado por Eduardo Zaplana y Rosa Barceló, María y Rosa Zaplana, compraron varias propiedades inmobiliarias de lujo y vehículos de alta gama gracias a donaciones efectuadas por sus padres y aportaciones desde cuentas manejadas por supuestos testaferros, según la Guardia Civil.

Estas conclusiones forman parte de varios informes elaborados por el grupo de delitos contra la administración de la Unidad Central Operativa (UCO), y se incluyen en la parte del sumario del conocido como caso Erial, que ocupa unos 5.200 folios y al que ha tenido acceso EFE una vez que se ha levantado el secreto del sumario.

Rosa Zaplana recibió una donación de 280.000 euros el 24 de octubre de 2016 y otra de 302.050 euros justo un año después, si bien ya era poseedora, al menos desde 2011, de más de medio millón de euros, según las pesquisas policiales.

Todos estos fondos se utilizaron para la compra de una vivienda ubicada en la calle Alberto Alcocer de Madrid en febrero de 2012.

La Guardia Civil ha acreditado que Rosa Zaplana obtuvo unos rendimientos del trabajo de poco más de 15.000 euros en el ejercicio 2011, sin que declarase ninguna ganancia patrimonial ni "operaciones ante notarios de escrituras de constitución de préstamos, donaciones, etcétera; que den respuesta al origen de los fondos que aparecen en el saldo de esta cuenta bancaria".

Además, en agosto de 2004 invirtió 114.000 euros en la compra de un Porsche Cayenne cuya titularidad ostentó hasta que lo vendió en diciembre de 2007 por 50.300 euros.

En la información recibida de la Agencia Tributaria en relación a Rosa Zaplana "no constan ingresos procedentes de rendimientos del trabajo y de actividades económicas hasta precisamente el año 2007, fecha en la que transfiere el vehículo".

Por ello, la Guardia Civil subraya su "falta de capacidad económica propia en el año 2004 y, por consiguiente, la posibilidad de que el gasto efectuado haya sido asumido por una tercera persona".

Por lo que respecta a María Zaplana, la Guardia Civil ha acreditado que recibió de sus padres una donación de 340.000 euros el 17 de julio de 2009, y que ese mismo día utilizó esos fondos para la compra de una vivienda ubicada en la calle Príncipe de Vergara de Madrid.

Dos días después adquirió un Range Rover Sport por valor de 67.425 euros, un vehículo que vendió en 2017.

Según los informes de la Guardia Civil, "en la información de la Agencia Tributaria relativa a María Zaplana no constan ingresos procedentes de rendimientos del trabajo y de actividades económicas hasta el año 2012, fecha en la que empezó a trabajar en el Ministerio de Industria, por lo que se infiere que el pago de este vehículo lo podría haber efectuado un tercero".

Los investigadores consideran igualmente "llamativo" que "días antes de la compra del mencionado vehículo, se adeude un cheque bancario por importe de 100.000 euros en una de las cuentas bancarias de titularidad de Joaquín Barceló", que los agentes consideran uno de los testaferros de Eduardo Zaplana.

Lo más