COPE

PARTIDOS PSOE (Perfil)

Gabilondo: de esperanza del PSOE de Madrid a víctima de la derrota electoral

Tras casi seis años como portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo se presentaba a las elecciones autonómicas del 4 de mayo con la proclama de a la tercera va la vencida, pero estos comicios han podido con el socialista sin carnet, que finalmente no recogerá su acta de diputado ante los peores resultados del partido en la historia en la región. ,La renuncia de Gabilondo al acta ha llegado en un momento muy delicado para el hasta hace poco candidato socia

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:25

Tras casi seis años como portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo se presentaba a las elecciones autonómicas del 4 de mayo con la proclama de a la tercera va la vencida, pero estos comicios han podido con el socialista sin carnet, que finalmente no recogerá su acta de diputado ante los peores resultados del partido en la historia en la región.

La renuncia de Gabilondo al acta ha llegado en un momento muy delicado para el hasta hace poco candidato socialista, que ha ingresado en el hospital Ramón y Cajal de la capital por una arritmia cardíaca aunque se encuentra "bien", según han confirmado a Efe fuentes de su entorno.

La noticia de la renuncia la ha dado el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que ha señalado en una rueda de prensa que el primero que sabía "lo que tenía que hacer" tras los comicios era el propio Gabilondo.

Sin embargo, fuentes del entorno de Gabilondo insistían hasta hace poco en que recogería su acta de diputado, pese a que algunas voces de la dirección socialista ya dieron por segura su salida en la jornada postelectoral.

La marcha de Gabilondo llega poco después de la dimisión como secretario general de los socialistas madrileños de José Manuel Franco, y marca el fin de una era en el PSOE de Madrid que comenzó en 2015, cuando se presentó por primera vez a las elecciones autonómicas impulsado por Pedro Sánchez.

Su nombramiento como candidato calmó las turbulentas aguas del PSOE de Madrid tras la destitución por parte de Ferraz del exsecretario general de los socialistas madrileños Tomás Gómez, acusado de haber provocado un "deterioro grave" de la imagen pública del partido por asuntos como el sobrecoste del tranvía de Parla.

Metafísico, ministro de Educación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y exrector de la Universidad Autónoma de Madrid, Gabilondo logró con su perfil de hombre cultivado y de consenso ganarse el favor de la mayoría de las familias socialistas pese a no estar afiliado al partido, así como el respeto de sus adversarios políticos y el aprecio del electorado, que suelen situarlo como el mejor valorado en las encuestas.

Sin embargo, la esperanza depositada por el PSOE de Madrid no tuvo el resultado esperado en las elecciones de 2015, en las que los socialistas quedaron en segunda posición por detrás del PP, liderado en ese momento por Cristina Cifuentes.

El momento más dulce de Gabilondo llegó en los siguientes comicios, en 2019, en los que ganó pero sin lograr los apoyos necesarios para poder gobernar.

Pese a todo, siguió durante una legislatura más como portavoz socialista, aunque en un segundo plano debido a sus reticencias para comentar asuntos de actualidad más controvertidos.

Su nombre sonó con fuerza para ser el defensor del Pueblo, pero finalmente el PSOE optó nuevamente por él como candidato para las elecciones de este 4 de mayo, un adelanto electoral que pilló desprevenido al partido y que terminó con una derrota histórica para el PSOE, al perder 13 escaños y quedar como tercera fuerza por detrás de PP y Más Madrid.

A sus 72 años, el socialista sin carnet se presentó en estos comicios como un candidato soso, serio y formal, un político a la antigua usanza, de los que no se posiciona en las redes sociales y ha recorrido la Comunidad de Madrid con traje y corbata.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La lectura es una de sus pasiones y no ha dudado en citar a Immanuel Kant o a David Foster Wallace en los mítines en esta campaña electoral que, en su mayoría, se han realizado de forma telemática ante la preocupación del partido de que el candidato socialista, a pesar de su edad, aún no estaba vacunado de la covid.

El cambio de estrategia en la campaña, al rechazar primero un posible acuerdo con Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y luego tenderle la mano durante un debate electoral, restó credibilidad a Gabilondo, que fue cuestionado también por plantear propuestas más propias de la derecha, como su promesa de que no subiría impuestos a los madrileños.

Y aunque se empeñaba en decir que el candidato era él y no Pedro Sánchez, lo cierto es que la influencia del presidente de Gobierno y líder del PSOE ha sido muy evidente en esta campaña, en la que miembros del Gobierno han acompañado a Gabilondo no sólo en los mítines sino también en la propia lista electoral.

Así se ha ido desdibujando poco a poco la figura política de Gabilondo, que en su etapa de ministro de 2009 a 2011 estuvo a punto de lograr el Pacto Social y Político por la Educación, y ahora en cambio ha acabado siendo víctima de la mayor derrota electoral del PSOE en Madrid. EFE

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar