Boletín

CASO PÚNICA

Exalcalde de Alcalá se desliga de un contrato de Púnica porque dimitió antes

El exalcalde de Alcalá de Henares y actual asesor en la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid, Bartolomé González, se ha desvinculado hoy del contrato que suscribió ese consistorio con la empresa Cofely, investigada en Púnica, porque dimitió antes de que fuera aprobado en una Junta de Gobierno.,González ha declarado este jueves como testigo dentro de la ronda de declaraciones fijadas por el juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, al imputar la pasada sema

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:02

El exalcalde de Alcalá de Henares y actual asesor en la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid, Bartolomé González, se ha desvinculado hoy del contrato que suscribió ese consistorio con la empresa Cofely, investigada en Púnica, porque dimitió antes de que fuera aprobado en una Junta de Gobierno.

González ha declarado este jueves como testigo dentro de la ronda de declaraciones fijadas por el juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, al imputar la pasada semana en esta causa a las expresidentas madrileñas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, que han sido citadas en octubre.

Durante su comparecencia, el exalcalde, uno de los seis testigos citados este jueves en Púnica, ha explicado que en el Ayuntamiento le comentaron que había necesidad de cambiar las calderas en seis colegios alcalaínos y acordó entonces que se licitaran las obras porque contaban con fondos europeos para sufragarlas, han informado fuentes jurídicas presentes en la declaración.

De los trámites él ya no supo nada, según su versión, porque se ocuparon de ello las correspondientes concejalías y después nunca llegó a dar su aprobación a ningún contrato porque dimitió antes de que llegara a la Junta de Gobierno.

Su declaración se ha ceñido a la pieza en la que se investigan los contratos de Púnica con Cofely -filial de la multinacional francesa GDF Suez-, si bien las fiscales del caso han dirigido su interrogatorio a otros aspectos de la causa, lo que ha provocado las protestas de las defensas al considerar que se le estaban haciendo preguntas como si estuviera imputado.

Finalmente se le ha mantenido en su condición de testigo al no haber pedido la Fiscalía que se le cambiara a la de investigado, pese a que sospecha que pudo cobrar 60.000 euros de comisión de la Púnica y exdirectivos de empresas dependientes de la Comunidad que se usaron para desviar dinero al partido.

También han comparecido este jueves como testigos el exdirector general de Promoción Cultural de la Comunidad de Madrid Amadeo Jiménez que ha sido interrogado sobre las contrataciones para el concierto "Night of the proms", celebrado el 31 de marzo de 2007 en el antiguo Palacio de los Deportes de Madrid y que organizó la empresa investigada en Púnica Waiter Music.

A este respecto se ha limitado a señalar que la contratación de artistas es a través de un procedimiento administrativo que no requiere llevar a concurso.

Otro de los testigos ha sido el arquitecto superior de la Comunidad de Madrid Ignacio Ocaña al que se ha preguntado por un proyecto para construir un centro cultural en la localidad madrileña de Bustarviejo dentro del plan Prisma, de la empresa pública Arpegio.

Ha explicado que cuando comenzaron a construirlo encontraron roca en el subsuelo y la constructora advirtió de que esa circunstancia encarecía el proyecto y el Ayuntamiento comunicó que solo contaban con el presupuesto inicial.

Eso provocó que no hubiera dinero suficiente para construir el auditorio que estaba previsto y al acabar se pidieron licitaciones para poder acometer esa segunda fase.

Sin embargo, en el pliego inicial estaban licitadas ya esas dos fases y se había pagado por ello, por lo que las fiscales sospechan que pudo haber un desvío de dinero.

También han comparecido dos investigados, uno de ellos de la empresa Cofely, Yan Barlein, que se ha ratificado en la declaración que ya prestó en su día y en la que señaló que él solo se encargaba de que las cuentas cuadraran y no hubiese pérdidas, pero que desconocía el concepto exacto de los ingresos y gastos de dinero.

Mañana viernes cerrarán las declaraciones de esta semana otros siete testigos, varios de ellos de la empresa Análisis y Gestión de Desarrollos Urbanos (DUSA), que resultó adjudicataria de la gestión de proyectos del plan Prisma (Programa Regional de Inversiones y Servicios de Madrid), destinado a financiar obra civil en los Municipios de la Comunidad y del que se desvió también dinero.

Está citada asimismo como testigo una mujer que fue responsable de marketing de Over, la empresa del imputado Horacio Mercado que supuestamente ayudó a los políticos del PP del gobierno regional a desviar fondos públicos de consejerías para financiar las campañas del partido.

Lo más