COMUNIDAD VALENCIANA

El PP no dará un minuto de tregua al Gobierno de Puig, que ha sido un fracaso

La portavoz del PP en Les Corts Valencianes, Isabel Bonig, ha advertido al candidato a la reelección como president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que su partido no dará "ni un minuto de tregua" a un gobierno que, a su juicio, es "un fracaso para los valencianos".,Bonig ha sido la encargada de abrir la segunda jornada del debate de investidura en el Parlamento autonómico, después de que la sesión se suspendiera este miércoles para que los líderes del PSPV-PSOE,

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:18

La portavoz del PP en Les Corts Valencianes, Isabel Bonig, ha advertido al candidato a la reelección como president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que su partido no dará "ni un minuto de tregua" a un gobierno que, a su juicio, es "un fracaso para los valencianos".

Bonig ha sido la encargada de abrir la segunda jornada del debate de investidura en el Parlamento autonómico, después de que la sesión se suspendiera este miércoles para que los líderes del PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem-EU pudieran firmar el pacto para el nuevo gobierno de la Generalitat Valenciana.

Tras calificar este acuerdo como "el de los sillones", Bonig ha considerado que los compromisos de Puig podían ser creíbles hace cuatro años pero no ahora, después de una legislatura en la que, en su opinión, "no ha hecho nada" para resolver los problemas de los valencianos.

Ha hecho un balance negativo de las políticas del Gobierno valenciano, donde ha destacado el incremento de la tasa de pobreza infantil y las listas de espera sanitarias, la acumulación de sentencias en educación o de impagos a los centros de menores, y el abandono de la reivindicación de un nuevo modelo de financiación.

Ha lamentado que todas estas cuestiones no importan a los nuevos socios de gobierno, quienes llevan "un mes y medio hablando de altos cargos, sillones y asesores", y ha lamentado que se hable con total normalidad de la entrada en el gobierno de "la extrema izquierda, los comunistas de toda la vida, pero con iphone y ipad".

"Esto es un juego de tronos y su juego tiene paralizada la administración", ha denunciado, y ha planteado que si tanto les gusta "Juego de Tronos" está dispuesta a hablar con el alcalde de Peñíscola (Castellón), donde se rodaron algunas escenas de la serie, para "traer el trono de hierro aquí" y ver si se sientan y cierran el pacto en el gobierno y en Les Corts.

Bonig se ha referido al "qué" para preguntar qué va a pasar con el requisito lingüístico, con la tasa turística, con el impuesto a la industria cerámica, con las grandes inversiones, con el cambio de modelo de financiación, con la colaboración público privada en sanidad y bienestar social o con la televisión autonómica.

La también presidenta regional del PP ha defendido la necesidad de una Comunidad Valenciana "fuerte, que sea muro de contención del nacionalismo catalán y eje fundamental de la vertebración de España", y eso en el Gobierno actual, ha dicho, "no lo vamos a encontrar".

Tras recordar parte del último discurso que dio Manuel Azaña en el Ayuntamiento de Barcelona en 1938, ha considerado que si toda la izquierda, especialmente los socialistas, "entendiesen el significado de las palabras paz, piedad, perdón y reconciliación, España sería una nación indestructible".

Bonig ha destacado que la diferencia entre el bloque de derecha y el de izquierda ha sido de un 0,1 %, "el suficiente para que forme gobierno pero el necesario para que no le demos ni un minuto de tregua".

Lo más